Denuncian el cierre “preventivo” de unidades educativas públicas: “Se han perdido más de 100 desde 2018”

Concentración para rechazar la eliminación de unidades en los centros educativos públicos

La Junta de Personal Docente no Universitario y la Plataforma de ampas Niñ@s del Sur se han concentrado este miércoles ante la Delegación Territorial de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía para protestar contra el cierre de unidades en la educación pública, que se hace, además, de manera “preventiva”, antes de que sea la propia demanda educativa la que fije el número de líneas por centro.

Antonio Bueno, portavoz de la Plataforma de ampas cordobesa Niñ@s del Sur, ha calificado el sistema de escolarización de la Junta de “perverso”, puesto que obliga a los centros públicos a limitar su oferta (están obligados a poner de forma visible el número de vacantes) antes de comprobar cuántas solicitudes entran. De modo que, ante esta merma inicial, este año, las concentraciones contra el cierre de unidades se han producido por primera vez antes de que termine el periodo de escolarización para el próximo curso.

Sin embargo, los cálculos que maneja Bueno es que, “alrededor de 25 o 30 unidades se han eliminado de forma preventiva” para el próximo curso antes de empezar el periodo de escolarización, tras haber sondeado a los centros y las ampas de los centros públicos. “El Gobierno Andaluz siempre dice que una línea no está eliminada hasta el 15 de septiembre, pero los números siempre les cuadran cuando eliminan las líneas antes de que lleguen las solicitudes”, afirma Bueno.

Más de 100 unidades perdidas desde 2018

En este ámbito, Antonio Rafael López, portavoz de la Junta de Personal Docente no Universitario, ha señalado que la eliminación de unidades no es algo de este curso. “Tenemos datos históricos que demuestran que es una constante”, afirma. Los datos, facilitados a este periódico, es que, sólo en la última legislatura (entre los cursos 18-19 y 20-21), “se han perdido en Córdoba mas de 100 de unidades” en colegios públicos.

De ellas, concretamente, 58 corresponden a educación Infantil, 38 a educación Primaria, y el resto se reparten entre el resto de enseñanzas. Para López, lo más preocupante es la merma de unidades en Infantil. “En estas edades, unidad que se pierde, unidad que no se recupera”, afirma el portavoz, que apunta que, desde el año 2011, son más de 500 las unidades perdidas en Córdoba“.

“Cada vez que se cierra un aula de la pública, se afecta a toda la sociedad, porque nos hace más débiles de cara al futuro”, lamenta Antonio Rafael López, que ironiza con que “la libertad de elección que defienden ciertas fuerzas políticas, sólo beneficia a un modelo educativo, que no es de la pública”, puesto que la pública está perdiendo oferta. 

Una iniciativa legislativa popular

Tanto Bueno como López han adelantado que algunos de los colectivos que defienden las educación pública van a impulsar una iniciativa legislativa popular (ILP) que pretenden llevar al Parlamento Andaluz hasta convertir en rango de ley un cambio en las ratios. “El objetivo es que, por ley, haya unas ratios máximas menores que las que existen en estos momentos”, señala Bueno, que denuncia que pide al Gobierno Andaluz que aproveche la excusa de la baja natalidad para “ajustar las ratios a unos niveles que educativamente son a ser mejores para los alumnos y los profesores”.

Por su parte, López coincide: “La administración dice que la ratio media ronda los 20 alumnos, pero eso no es real. Hay pueblos que tienen muy pocos niños, pero también hay centros con una ratio más alta. La media no es un dato real. La realidad no es una estadística”, reflexiona.

Etiquetas
stats