La autovía de Córdoba a Granada, pendiente del informe de impacto ambiental

fProtesta por la conversión en autovía de la N-432.

Desde hace ya casi dos años, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana trabaja en la redacción de un informe de impacto ambiental sobre el tramo a convertir en autovía entre Córdoba y Granada. En concreto, en septiembre de 2019 la Dirección General de Carreteras recibió la instrucción del Ministerio para redactar este estudio, que será el que determine por dónde se tendrá que construir la futura autovía A-81 entre las ciudades de Córdoba y Badajoz.

En una respuesta parlamentaria a la senadora socialista María Jesús Serrano, el Gobierno admite que aún no tiene fecha para finalizar ese informe, clave para el futuro de esta carretera. Sin estudio de impacto ambiental y sin estudio informativo será imposible iniciar los trabajos de construcción de esta futura autovía. De hecho, los plazos son largos, ya que al estudio informativo le sucederá la redacción de un anteproyecto que dividirá este tramo en subtramos. Cada subtramo (por ejemplo, de Espejo a Baena) llevará además su propio proyecto de obra, con sus estudios, sus informes y sus plazos para iniciar las obras. Es decir, en la fase actual a la futura autovía le quedan aún varios años de trámites.

El Gobierno ha decidido dividir el proyecto de autovía entre Badajoz, Córdoba y Granada en tres tramos. El plan anterior lo dividió en dos: de Badajoz a Espiel y de Espiel a Granada. Los estudios informativos anteriores están ya caducados y se ha empezado cero. Las instrucciones comenzaron a darse entre abril y septiembre de 2019.

El Gobierno ha decidido trocear en tres el proyecto: de Badajoz a Espiel, de Espiel a Córdoba y de Córdoba a Granada. Y lo ha hecho con una novedad: entre Espiel y Córdoba no habrá autovía sino un "desdoblamiento", según señaló el Gobierno en el año 2018. Entonces ya se sabía que la autovía no iba a ser completa. No obstante, desde 2019 está pendiente la adjudicación del anteproyecto que mejorará la carretera N-432 entre Córdoba y Espiel, según admite el Ejecutivo en su respuesta parlamentaria. Sin anteproyecto, igualmente no hay proyectos que le sucedan. Y a cada proyecto le corresponde un largo trámite, no solo de redacción sino de información pública.

De hecho, cuando se concluyan los estudios informativos de los tramos de Córdoba a Granada y de Espiel a Badajoz habrá que someterlos al correspondiente proceso de información pública, algo que es largo. En este proceso, personas o entidades interesadas podrán presentar las correspondientes alegaciones y posteriormente el Gobierno tendrá que resolverlas. Es decir, con la ley en la mano se antoja imposible que antes de tres años se puedan iniciar las obras.

Un poco de historia

El Gobierno del PSOE ya planteó la construcción de esta autovía. Se llegaron incluso a presentar los tres estudios informativos. Uno de ellos no superó el trámite ambiental y el proyecto se congeló. Tanto se congeló que acabó caducando y ahora ha habido que reiniciar un trabajo que a los socialistas le llevó tres años.

Las fuentes consultadas señalan que entre Córdoba y Espiel lo que se pretende es construir al menos cuatro carriles en la actual N-432. Esta carretera ha sido reformada varias veces y tiene un trazado más o menos recto hasta Espiel. Incluso, hay tramos con tres carriles. La obra, señalan las fuentes, no sería muy compleja y tampoco muy costosa. Pero admiten que no sería autovía.

Entre Espiel y Badajoz hay menos problemas (más allá de que se trata de una zona ZEPA, de especial protección para aves). Y también, admiten, hay menos prisa. El tráfico entre estos dos puntos es de mucha menor intensidad que en el resto de la N-432. Especialmente intenso es el tráfico entre Córdoba capital y Espejo, y en la zona metropolitana de Granada, donde se priorizarían los trabajos de construcción.

Etiquetas
Publicado el
14 de mayo de 2021 - 06:00 h
stats