El atasco en Tráfico lleva a matricular coches cordobeses en Málaga, Granada o Ciudad Real

Jefatura Provincial de Tráfico de Córdoba

El atasco en la Jefatura Provincial de Tráfico está provocando que los cordobeses que adquieran un vehículo de importación o de segunda mano estén acudiendo a las provincias vecinas de Málaga, Granada o Ciudad Real, según han relatado a este periódico diferentes protagonistas, tanto de concesionarios como de gestorías encargadas de la tramitación de la documentación.

El atasco no afecta a los vehículos nuevos, ya que su trámite se realiza on line. Pero sí a los importados o de segunda mano que necesitan un cambio de titular. Este trámite es presencial y necesita de la ayuda de un funcionario, y es ahí donde se produce el problema.

Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) se sostiene que Córdoba es una de las provincias donde más personal necesitan. Desde que estalló la pandemia, e incluso meses antes, ya había problemas con los examinadores y las autoescuelas. Muchos centros de formación para la conducción, incluso, se vieron abocados al cierre y convocaron varias acciones de protesta en la capital.

Ahora, la falta de personal se ceba con los funcionarios encargados de tramitar las nuevas matriculaciones. Desde el concesionario Nymai Vehículos Premium, uno de los grandes importadores de vehículos de la provincia, denuncian que están esperando una matriculación desde el pasado 13 de julio, hace prácticamente un mes. Es el caso más extremo, pero no el único, ya que han vendido otros vehículos que no pueden entregar por que aún no disponen de la matrícula. Ante ello, están acudiendo a provincias como Málaga o Ciudad Real, donde obtienen la matrícula incluso en el día.

Los trámites de matriculación son realizados por gestorías, que son las que tienen las competencias a través de un colegio profesional. Una de ellas, Gestoría Marín, detalla que han pedido explicaciones a la Jefatura de Tráfico de Córdoba y que la respuesta es que han solicitado más funcionarios al Ministerio del Interior, pero de momento no han llegado. La situación comenzó a normalizarse en primavera, después de que con el confinamiento los plazos se alargasen meses. Pero de nuevo se ha complicado. La única funcionaria encargada de las matriculaciones se fue de vacaciones y la provincia se quedó sin poder matricular vehículos durante 15 días.

La situación es especialmente complicada para profesionales del transporte, ya que cuando adquieren un vehículo es para trabajar, algo que no pueden hacer hasta que no disponen de los correspondientes permisos y de la matrícula.

El atasco en Tráfico está llevando parte de las comisiones que cobran estas gestorías a otras provincias, ya que para matricular vehículos allí tienen que compartir a la mitad los ingresos. Las tasas que se abonan son de carácter estatal, aunque cuentan como ingresadas en Málaga, Granada o Ciudad Real.

Etiquetas
stats