Solo siete pueblos cordobeses ganaron habitantes en 2016

Población reflejada en un cartel comercial | MADERO CUBERO

La crisis demográfica de la provincia de Córdoba ya es un hecho. Toda la provincia perdió en 2016 un total de 4.001 habitantes. La capital se ha dejado en un año 753 vecinos. Pero es que solo siete pueblos de los 75 de la provincia de Córdoba aumentaron su población y no tuvieron unos grandes incrementos.

Según consta en el padrón definitivo, publicado por el Instituto Municipal de Estadística (INE), los pueblos que ganaron población fueron La Carlota (siete habitantes), El Carpio (cuatro), La Granjuela (cuatro), Guadalcázar (25), La Rambla (29), Santaella (17) y Villafranca (29).

El resto de municipios de Córdoba perdió habitantes durante el año pasado. La provincia, por ejemplo, pasó de tener 795.611 a 791.610. Además del descenso en la capital (la más habitada), ha habido municipios donde se ha notado especialmente la pérdida de población.  Por número de habitantes, por ejemplo, está Belmez, que pierde 57 vecinos (tiene un total de 3.062. En Cabra se dejan otros 133 habitantes (con un total de 20.704) y en Doña Mencía 93 (pasan a tener 4.789).

Montilla (-154), Palma del Río donde siempre crecía el número de vecinos (-287) o Rute (-227) son otros grandes pueblos que empiezan a menguar. Significativo sigue siendo el caso de Peñarroya-Pueblonuevo, que no deja de perder habitantes (140 menos, que dejan un total de 11.160 en un municipio que en los años cuarenta fue el más habitado de toda la provincia). Villanueva de Córdoba se deja otros 136 habitantes.

De las grandes ciudades, pierden habitantes pero aguantan tanto Lucena (que se queda en 42.615 vecinos) como Pozoblanco (que mantiene los 17.292). En el resto de grandes municipios, pequeñas variaciones.

La pérdida de población en Córdoba capital arrancó en 2013. Entonces, apenas si descendió el censo en un centenar de personas. No obstante, se ha acrecentado en años posteriores. Así, desde el año 2014 se han ido perdiendo unos 700 vecinos por año.

La tendencia en la provincia es mucho más grave que en la capital. La pérdida de población en la provincia también se inició en 2012, cuando Córdoba superó por vez primera los 802.000 habitantes. Desde entonces, la población no deja de menguar. De hecho, en estos cuatro últimos años la provincia ha perdido 12.000 habitantes.

Córdoba se baja así de la tendencia nacional, donde se empiezan a recuperar habitantes. La población residente en España se situó en 46.468.102 habitantes a 1 de julio de 2016, lo que supuso un aumento de 22.274 personas respecto a comienzos de año. Con este incremento se consolida la tendencia creciente iniciada en el segundo semestre de 2015, según ha informado el INE.

El aumento poblacional del semestre fue fruto de un saldo vegetativo negativo de 8.230 personas (197.606 nacimientos frente a 205.836 defunciones) y de un saldo migratorio positivo de 30.504 personas (hubo 186.059 inmigraciones procedentes del extranjero y 155.555 emigraciones con destino al extranjero).

Etiquetas
stats