Un sello que certifica la calidad asistencial en los centros de transfusión sanguínea

Entrega de los certificados de calidad.

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, ha entregado este miércoles los distintivos que certifican la calidad del servicio que prestan los centros de transfusión sanguínea de Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla, que han superado sus procesos de certificación con la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA).

A estos centros hay que añadir el de Almería, que recogió sus distintivos hace unos meses tras haber obtenido también el sello de calidad que reconoce el compromiso con la mejora continua de los profesionales de estos centros y garantiza la calidad y seguridad de los procesos de donación, producción y distribución que realizan.

En declaraciones a los periodistas en Córdoba, la consejera de Salud ha resaltado “la importancia de que los centros de transfusiones tengan acreditada su calidad”, destacando “el ejercicio de reflexión y autoevaluación que supone la certificación”.

“Para mí --ha añadido-- es una satisfacción tener la oportunidad de agradecer personalmente el trabajo y compromiso, porque sois la representación tangible de la calidad que ofrece nuestro sistema, público, universal, accesible y solidario”. La consejera también ha elogiado “el compromiso como equipos multidisciplinares de profesionales que desempeñan su tarea en centros de transfusiones”.

Entre los centros que han recibido su certificado, Huelva y Córdoba alcanzan nivel de certificación 'óptimo', el segundo de los tres progresivos previstos por el modelo andaluz de calidad, mientras que Cádiz, Granada, Jaén, Málaga y Sevilla disponen de sello de calidad en nivel 'avanzado', así como Almería, que ya había recibido su certificación el año pasado.

Todos los servicios provinciales de transfusión han mostrado un alto porcentaje de cumplimiento de estándares en procesos de certificación, con media superior a 64%.

Estos procesos han permitido identificar y resolver más de 200 áreas de mejoras y destacar aspectos positivos de su labor asistencial, tales como acciones orientadas a garantizar la seguridad del paciente, la accesibilidad de la información para donante, la protocolización de actuaciones que se refleja en procedimientos normalizados de trabajo o medidas de control sobre servicios de soporte.

La accesibilidad de la información y comunicación con donantes son también puntos fuertes que destacan en varios de los centros de transfusión evaluados, que usan varios medios para comunicarse con ciudadanos: asambleas locales informativas, mensajes de WhatsApp, SMS, páginas web y perfiles en redes sociales.

En varios de los centros se ha puesto en valor la labor en pro de la seguridad del paciente, a través de iniciativas como la obtención por parte de los centros de Huelva y Sevilla del distintivo Manos Seguras, del Observatorio para la Seguridad del Paciente, o el uso en el centro onubense de pulseras identificativas con número único para petición, bolsa de transfusión y solicitud.

El compromiso con la formación de profesionales y la actividad docente que realizan estos centros son otros puntos fuertes de su labor, que se han evidenciado en varios de ellos: en Huelva, con la apuesta por la acreditación de actividades de formación continuada; en Almería, con rotaciones para residentes de primer año del Hospital Torrecárdenas, y en Cádiz, con actividad docente realizada con residentes de hematología y prácticas de Técnicos Especialista en Laboratorio (TEL).

Además, los evaluadores de la ACSA han destacado aspectos específicos del trabajo de cada centro, como en el caso de Córdoba, que ha conseguido un aumento en el número de donantes de sangre, donantes nuevos y donantes de médula ósea, dando cobertura a las necesidades de la provincia.

Por su parte, el informe de evaluación del centro de trasfusión de Granada ha señalado como fortaleza las condiciones de confort que ofrece a donantes y la gestión de calidad interna, a través de un plan de calidad, del uso del cuadro de mandos de indicadores y de realización de auditorías internas.

En Jaén, destaca el Plan de Ahorro de Sangre, que permite optimizar cantidades de sangre utilizadas en transfusiones, gracias a la realización de estudios sobre salud de pacientes y la planificación de intervenciones. Este centro ha realizado un estudio de causas de ferropenia, un tipo de anemia que provoca insuficiencia de glóbulos rojos sanos y, en consecuencia, la exclusión de donantes.

Por otro lado, en Málaga y Sevilla se han señalado como fortalezas las actividades de promoción de donación, entre las que destacan la realización y difusión del vídeo 'Dona Tu Sangre' y la iniciativa 'Tu solidaridad es música para el alma', premiada por la Sociedad Española de Transfusión Sanguínea y Terapia Celular (SETS). El centro de Málaga, además, dispone de amplia cartera de servicios, con áreas específicas como Histocompatibilidad (HLA).

El centro de transfusión de Almería ha resaltado por la estrecha colaboración con hospitales de la provincia para seguimiento de consumo de sangre a tiempo real y análisis de resultados de cada colecta de manera individual, para detectar áreas de mejora y optimizar recursos.

Campaña de donación estival

La entrega de estos sellos de calidad, celebrada en el Centro de Transfusión Sanguínea de Córdoba, ha servido también para valorar el trabajo de estos dispositivos de la sanidad pública en época estival, recordando la titular de Salud que “todos los centros se encuentran inmersos en la campaña de donaciones de verano”.

Se han previsto casi 1.200 colectas de sangre en 1.197 municipios andaluces. Para realizar esta labor, se contará con 179 profesionales, habiéndose reforzado la plantilla un 6% --44 médicos, 89 enfermeros y 37 celadores-conductores--, que se desplazan en 32 unidades móviles y cuentan con apoyo logístico de laboratorios de producción de componentes sanguíneos y de tipaje analítico y nueve promotores de donación de sangre.

Álvarez ha agradecido “el gesto solidario de donantes que acuden a puntos de donación habilitados, tanto fijos como móviles, permitiendo mantener reservas necesarias para realizar actos médicos y quirúrgicos que precisan estos componentes en hospitales”.

La consejera de Salud ha recordado que “la actividad asistencial de los hospitales andaluces no cesa en los meses de verano, época en la que incluso pueden presentarse situaciones que demanden más transfusiones”.

Así, se siguen necesitando reservas sanguíneas para todo tipo de peticiones procedentes de los hospitales, ya que más del 75% de las donaciones de sangre se destina al tratamiento de enfermedades que siguen diagnosticándose y tratándose en época estival.

Concretamente, un 30% de las reservas se utiliza para tratamiento de cáncer o enfermedades hematológicas; un 20% a abordaje de anemias; casi otro 20% a intervenciones quirúrgicas, quemaduras o trasplantes de órganos y tejidos; más del 10% a asistencia de enfermedades cardiacas, gástricas o renales; alrededor del 8% a atención de accidentes y traumas; un 8% a pacientes de ortopedia, fracturas y reemplazos articulares y el 4% restante, a partos y cesáreas.

La consejera ha animado a la población a acudir a los puntos de donación en centros de transfusión sanguínea de la sanidad pública andaluza para hacer posible toda esta actividad.

En estos momentos se necesita sangre de todos los grupos, fundamentalmente sangre de grupos negativos, como el O negativo que es el universal y puede recibirlo cualquier paciente en situación de emergencia. Las necesidades diarias de donaciones varían según la provincia y se estiman en función de la demanda.

Toda la información sobre lugares y horarios de colectas y webs y redes sociales de los centros de transfusión de Andalucía se encuentra en la web del Servicio Andaluz de Salud, en el apartado 'Donar Sangre' ('http://lajunta.es/10xtf').

Etiquetas
stats