La segunda puerta de la Mezquita, pendiente de los “nuevos usos” del monumento

dfdfdfd

El proyecto de apertura de la segunda puerta en la fachada Norte de la Mezquita Catedral ya está siendo estudiado de manera intensa y prioritaria por los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), pero su visto bueno no va a ser tan rápido como sus impulsores (el Cabildo Catedralicio y la Agrupación de Hermandades y Cofradías) quieren. La licencia de obras definitiva depende de más informes, en este caso de otras áreas municipales.

Según han confirmado varias fuentes municipales, la concesión de la licencia se firmará una vez que se resuelva una alegación presentada por el arquitecto Rafael de la Hoz en el año 2015. Para resolverla, los técnicos del área de Licencias de la Gerencia de Urbanismo han reclamado informes a otros organismos municipales. Básicamente, el objetivo es garantizar los "nuevos usos" del monumento. Es decir: hasta ahora, la Mezquita Catedral no estaba prevista para la entrada y salida de procesiones durante la Semana Santa. Por tanto, hay que trazar planes de acceso, evacuación, seguridad del monumento...

Las fuentes han señalado que los informes se han solicitado a las áreas de Movilidad y Seguridad del Ayuntamiento. El trabajo tiene que ser ahora muy similar al que se ha llevado a cabo con la instalación de la carrera oficial de la Semana Santa en el entorno de la Mezquita Catedral. Hay que trazar espacios seguros en caso de emergencias tanto dentro como fuera del monumento. También hay que asegurar que los "nuevos usos" de la Mezquita (que no estaban previstos en ninguna norma municipal hasta ahora) no afecten al propio monumento.

Muchos de estos nuevos usos ya son asumidos por el propio Cabildo. De hecho, una de las exigencias que llevarán a cabo para evitar problemas será que entren penitentes acompañando a los pasos al interior de la Mezquita Catedral. Tampoco podrá haber público dentro del monumento. Incluso se sopesa la posibilidad de que las velas de las diferentes imágenes se apaguen al franquear el vano de entrada y se vuelvan a encender a la salida con el objetivo de evitar riesgo de incendio, por un lado, y por otro que el humo y la combustión provoquen daños a largo plazo en la estructura.

Las fuentes aseguran que mientras se redactan los informes será difícil que la licencia de obras para la retirada de la celosía se produzca en la próxima Comisión de Licencias, prevista para dentro de una semana y media. No obstante, auguran que el procedimiento no debería retrasarse mucho más.

Con el calendario en la mano, se antoja complicado que las obras puedan estar acabadas antes del mes de abril, coincidiendo con esta Semana Santa. Antes de ejecutarlas hay que realizar un estudio arqueológico preventivo con dos catas en la zona donde se instale el marco de la nueva puerta. La ejecución posterior no debería llevar más de un mes, según las fuentes.

No obstante, en rueda de prensa, el teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente, señaló que para esta Semana Santa se puede llevar a cabo el traslado de la carrera oficial aunque no esté abierta la segunda puerta de la Mezquita Catedral. Al igual que el año pasado, el Cabildo tiene previsto un plan alternativo, que pasa por recibir a las hermandades en el Patio de los Naranjos.

Etiquetas
stats