Sangre verde Esperanza

Donación de sangre en la casa de hermandad de la Esperanza | HERMANDAD DE LA ESPERANZA

Sangre verde, sangre Esperanza. Aunque sea roja, el color de la sangre es lo de menos cuando se trata de donar vida. Es lo que han hecho muchos hermanos de la cofradía de Nuestro Padre Jesús de las Penas y María Santísima de la Esperanza así como vecinos del entorno de su casa de hermandad, en la calle Escañuela, donde este lunes se celebró una campaña de donación sanguínea por segundo año consecutivo.

Los resultados fueron muy buenos, según valoran desde el Centro Regional de Transfusión Sanguínea y Banco Sectorial de Tejidos de Córdoba, cuyo personal (médico, celador y enfermeros) se trasladó hasta la hermandad de la Esperanza, que se convirtió en una sala de donación a la que asistieron 31 personas con intención de donar. De ellas, solo pudieron hacerlo 24 ya que siete no cumplían actualmente los requisitos exigidos, lo cual no implica que no puedan donar en el futuro ya que tienen esa intención como han demostrado al acudir a la llamada de la Esperanza.

Aunque parezca un número escaso, lo cierto es que el responsable del Área de Promoción del Centro Regional de Transfusión Sanguínea, Pedro Muñoz, consideró que 24 bolsas de sangre entre las cinco de la tarde y las nueve de la noche “está bastante bien” teniendo en cuenta la época del año en la que nos encontramos, con frío y lluvia. De hecho, la cantidad de sangre recogida en la Esperanza se sitúa en la media del resto de campañas de donación que se hacen en Córdoba, indicó Muñoz, quien además incidió en otro aspecto nada desdeñable. Y es que “la hermandad ha hecho una labor de difusión importante y eso vale tanto o más que las propias donaciones” de este día en concreto, pues a todos los hermanos de la cofradía por sus medios de comunicación internos y seguidores de sus redes sociales les ha llegado el mensaje de la necesidad de hacerse donante y “gente que no haya podido ir a la hermandad ya sabe que puede ir al Centro Regional de Transfusión Sanguínea”, señaló.

Por otro lado, “aquí se ha movido mucho gente joven que necesitamos incorporar a la donación”, indicó Pedro Muñoz. En este sentido, hay que señalar que de todas las personas que han donado sangre este lunes en la Esperanza, cuatro son nuevas, a lo que hay que añadir las muchas que lo hicieron por primera vez en 2017 en la primera campaña organizada por la cofradía, aquella vez en octubre y con mayor participación. Desde el Centro Regional de Transfusión Sanguínea entienden y reconocen que ahora por el frío y las gripes las donaciones bajan, aunque las necesidades aumentan en los hospitales, de ahí la importancia de lo conseguido en la Esperanza.

La donación de sangre es una forma de obra social que no cuesta dinero y que es muy necesaria, por lo que cada vez son más las cofradías que se animan a organizar campañas. En el último año lo han hecho hermandades como el Amor, Pasión o el Rocío de Córdoba, que se suman así a otras organizaciones y entidades que contribuyen a la colecta de sangre, como la Universidad de Córdoba, que la semana que viene tendrá su campaña en el Campus de Rabanales.

Pero Muñoz comentó que “el objetivo de estas campañas es darle facilidad a la gente” para que acuda a un lugar cercano a donar, si bien todo el mundo puede hacerlo de lunes a viernes en el Centro Regional de Transfusión Sanguínea de Córdoba entre las 8:30 y las 14:30 y de 15:30 a 21:30. Los sábados el horario es de 8:30 a 14:30 horas. El Centro está ubicado junto al Hospital Reina Sofía y frente a la Facultad de Ciencias de la Educación.

Por su parte, también se mostraron satisfechos en la hermandad de la Esperanza. El responsable de la Diputación de Caridad que promueve desde el año pasado la campaña de donación de sangre, Daniel Serrano, indicó a EL CIRINEO que “estamos muy contentos por la jornada vivida porque se han acercado muchos hermanos y también vecinos”. Para la cofradía, ésta ha sido nuevamente una “experiencia buena que queremos hacer permanente en la hermandad porque es importante la enseñanza que recibe el que viene”, dijo Serrano, quien añadió que el motivo de que la corporación de San Andrés se interesara por hacer campaña de donación de sangre el año pasado por primera vez fue conocer la experiencia de uno de sus hermanos que donó médula a su padre.

Etiquetas
stats