El San Rafael del Ayuntamiento recupera su color original

.
Publicadas unas primeras imágenes de los trabajos de restauración de la pintura de Antonio del Castillo, que podría estar arreglada para el próximo 24 de octubre

Poco a poco, el cuadro de San Rafael que pintó Antonio del Castillo va recuperando su color original. Esta mañana, ha sido el propio concejal de Presidencia, David Luque, el que ha hecho públicas tres imágenes del avance de los trabajos de restauración de la pintura, que en principio podrían estar acabados para el próximo 24 de octubre, festividad de San Rafael y fiesta local. Las imágenes han sido insertadas, curiosamente, en el grupo de Facebook No me toques a San Rafael, surgido poco después del cambio de gobierno.

Según las imágenes, se aprecia con nitidez cómo el cuadro va poco a poco recuperando la cromática original, muy deteriorada con el paso del tiempo y sobre todo con su exposición al público. La pintura, de gran valor artístico, estaba ubicada en el vestíbulo del Ayuntamiento previo a la entrada al salón de plenos, un lugar muy concurrido casi a todas horas del día.

Con un presupuesto de unos 1.300 euros, que incluye el traslado y el coste de los materiales, la intervención en esta obra pictórica quiere ser un primer gesto con motivo del 400 aniversario del nacimiento del pintor cordobés Antonio del Castillo, que se cumple en 2016.

La restauración, de la que se está encargando el restaurador y conservador municipal, se está llevando a cabo en su taller, ubicado en dependencias del Museo Taurino, y consiste esencialmente en reparar la capa de barniz, afectada por los cambios de temperatura y la humedad.

Esta actuación en el cuadro de San Rafael se inscribe en un plan de restauración del patrimonio municipal anunciado por Luque y Téllez. Una iniciativa, en palabras del teniente de alcalde de Presidencia, que “se intentará que todos los grupos aprueben”, de manera que “se pueda trabajar tanto en este mandato, como en el futuro”.

El lienzo de San Rafael fue encargado al pintor Antonio del Castillo por el Consistorio en 1652 para conmemorar la gratitud de la ciudad de Córdoba hacia su custodio tras la amenaza de una epidemia de peste. En el año 2003, como reza una placa situada junto al cuadro, la Asociación Amigos de los Museos de Córdoba financió una restauración del mismo, dado que presentaba daños importantes que exigían consolidar la capa pictórica.

Etiquetas
stats