Rosario Alarcón y Adolfo Molina presentan su candidatura a dirigir el PP de Córdoba

Rosario Alarcón con Félix Cañete | TONI BLANCO

Los 12.000 militantes que tiene el PP en la provincia tendrán que decidir. Por primera vez en años no hay una candidatura única a dirigir el partido a nivel provincial. La parlamentaria andaluza Rosario Alarcón presentará su candidatura a dirigir el Partido Popular en Córdoba, después de que José Antonio Nieto no haya podido poder continuar por la incompatibilidad del cargo con el de secretario de Estado de Seguridad. También ha formalizado su candidatura Adolfo Molina, actual secretario general del partido en Córdoba, y también parlamentario andaluz.

“Una vez sabido que las exigentes responsabilidades de José Antonio Nieto como secretario de Estado requieren una dedicación absoluta y plena (...) me siento en la obligación de ponerme a disposición de mi actual presidente provincial, José Antonio Nieto, de la estructura orgánica provincial y nacional del Partido Popular y de los militantes, para que puedan contar conmigo a la hora de encabezar este nuevo proyecto y esta nueva etapa del Partido Popular en la provincia de Córdoba”, ha señalado a través de un comunicado que ha remitido a los medios de comunicación la parlamentaria andaluza por el PP, número uno en las elecciones de marzo de 2015.

Por su parte, Adolfo Molina cuenta con el respaldo de la dirección provincial saliente, además de ser un hombre de confianza de José Antonio Nieto, el presidente provincial que el próximo 3 de junio dejará de serlo. En su alocución en la que ha anunciado su candidatura ha recibido el respaldo de gran parte de la dirección actual. La más significativa ha sido la de Beatriz Jurado, senadora y expresidenta de Nuevas Generaciones España.

La Junta Directiva fue intensa, y no exenta de intervenciones. Por ejemplo, tanto el alcalde de Cañete de las Torres, Félix Cañete, como la exparlamentaria popular Rafi Obrero tomaron la palabra. El primero reclamó que la votación en el congreso provincial no sea a doble vuelta, sino directa entre los 12.000 militantes.

LA DESPEDIDA DE NIETO

La Junta Directiva ha sido también la de la despedida de Nieto como presidente. De hecho, al finalizar su discurso, en el que reclamó unidad y que la disputa interna que se avecina no deteriore las relaciones entre compañeros de formación, recibió un intenso aplauso que duró minutos, con toda la Junta Provincial en pie.

“Que tratéis con la misma lealtad que a mí a quien presida el partido a partir del 3 de junio”, recomendó. “Vamos a enriquecer al PP para hacerlo más grande y más fuerte, y a que más gente se sume a nuestro proyecto. Aquí se puede debatir y discrepar sin ningún problema, pero con honestidad y con pasión si hace falta”, concluyó.

Etiquetas
stats