Regresan las heladas nocturnas al norte de la provincia el domingo

Un hombre se protege del frío en Córdoba | MADERO CUBERO

Diciembre de 1996: 355 mm. Diciembre de 2010: 349.3 mm. Se marcha este diciembre de 2020 lejos de aquellas cantidades y de aquellos temporales que Miguel Moya dejó escritos para la historia del periodismo local. Algunos colegas aprendieron de climatología a raíz de esos artículos. Comienzo la pieza de este fin de semana así, porque la dinámica atmosférica parece que esta vez sí quiere ir cambiando poco a poco a un tiempo muy lluvioso que haga paliar el extremo déficit hídrico que padecemos. Tener los embalses de la provincia al 26% a estas alturas del año es la peor de las noticias.

Los cambios que algunos modelos dibujan a largo plazo son esperanzadores. El vórtice polar tiende a dividirse y producir un desalojo de aire muy frío y de mucha entidad. Suficiente para modificar la circulación atmosférica en el hemisferio norte. Por fin, y si se cumplen esas tendencias, estaríamos ante un episodio continuado de lluvia, frío e incluso nevadas en nuestro territorio para recibir 2021. Las inundaciones de 2010 en Córdoba y la nevada de enero de aquel año, tuvieron como precursor un calentamiento súbito de la estratosfera similar al que plantean algunos modelos meteorológicos a medio y largo plazo.

Llega un fin de semana con cambios importantes que harán que las temperaturas mínimas desciendan de manera notable en algunas zonas de la provincia. El régimen de vientos desde este viernes será del este o noreste. Vientos menos húmedos pero más fríos y secos. La sensación de frío al final del viernes y la jornada del sábado será notable debido a la intensidad del viento en algunos momentos. Las rachas podrán superar los 60 km/h en Sierra y Pedroches y la capital.

Las heladas volverán a ganar terreno y en esta ocasión, serán más extensas que en otras ocasiones en la madrugada del domingo cuando cese la intensidad del viento al final de la jornada del sábado. Los cielos de la madrugada del viernes aún no estarán lo suficientemente limpios para permitir que el calor terrestre abandone la superficie y permita el enfriamiento necesario para que se produzcan heladas.

No se esperan lluvias durante el fin de semana. El domingo a última hora aumentará la nubosidad de tipo alto desde el norte de la provincia anunciando las lluvias débiles del lunes. También cambiará el régimen de vientos que dejarán de ser menos fríos y secos para pasar a húmedos. Volverán las brumas y bancos de niebla al amanecer antes de la llegada de esas lluvias del lunes.

Etiquetas
stats