Ramírez de Arellano, satisfecho por el paso atrás de Rajoy con la reválida

Ramírez de Arellano, en el centro de la mesa, en una imagen de archivo | ÁLVARO CARMONA

Mariano Rajoy ha anunciado este jueves en el Pleno de Investidura en el Congreso que va a dejar sin efecto académico las reválidas educativas hasta que no se logre un pacto de Estado en Educación. Esta noticia ha sido recibida con satisfacción por la Junta de Andalucía. Esta mañana, en Córdoba, el consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, ha señalado que “bienvenido sea el cambio de criterio”.

Ramírez de Arellano ha recordado las discrepancias profundas que ha mantenido la Junta con la aplicación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) aprobada por el Gobierno. De hecho, la Junta se negó a adoptar uno de los criterios básicos: el sistema de reválida para promocionar en los niveles educativos y lograr el título de Bachillerato.

“Tendremos que ver en qué se concreta lo que ha dicho el presidente Rajoy porque el tema del acceso a los Universidades hay que solucionarlo sin perder el Distrito Único. Pero también hay que garantizar que las Universidades tengan todos los recursos que necesitan”, ha ampliado el consejero.

El problema es que el nuevo modelo de reválidas de la LOMCE está pensado principalmente para conseguir el título de Bachillerato pero no para organizar en sí el acceso a la Universidad. Por ello, la Universidad de Córdoba (UCO) y el resto de campus andaluces y españoles trabajan para encontrar una soluciión de la mano del Gobierno y las comunidades autónomas para que no se dé una miriada de pruebas de acceso en función de las necesidades de cada campus. Y en esa línea llevan los distintos campus trabajando más de dos años.

Este verano, el Ministerio de Educación acordó con la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas una prueba que sustituya a la Selectividad, pero poco se conoce de ella. Para 2017, los alumnos que terminen Segundo de Bachillerato tendrán que superar una reválida que, excepcionalmente, les servirá a su vez para acceder a la Universidad. ¿Pero qué pasará el año siguiente? Ahora todo eso parece quedar en suspenso después de que el Gobierno haya decidido recular con esta medida.

Etiquetas
stats