Rafael Gómez pide que se le quiten las multas a los parcelistas

Rafael Gómez en los pasillos del Ayuntamiento FOTO: MADERO CUBERO
El concejal aprovecha una moción del PP para que se modifique la LOUA y se reduzcan a la mitad las sanciones y asegura que “al que habría que multar es al Ayuntamiento”

La propuesta de Rafael Gómez, líder de UCOR y de la oposición en el Ayuntamiento de Córdoba es simple y muy sencilla: ninguno de los parcelistas cordobeses multados por construir sus viviendas de manera irregular tienen que pagar las multas. Ya está. No hay más. El ex constructor y mayor deudor con el Consistorio cordobés, tiene casi 40 millones de euros en multas por construir sin permiso municipal, ha aprovechado una moción que el PP ha presentado al Pleno para que se reduzca el importe de las infracciones urbanísticas para lanzar un mensaje muy clarito a los miles de parcelistas cordobeses.

“Es absurdo que pidan quitar el 50% de las multas cuando lo que tienen que hacer es quitarlas todas”, clamó Rafael Gómez, dirigiéndose en voz muy alta al Pleno. El concejal fue más allá y llegó a plantear que “al que habría que multar es al Ayuntamiento” por haber dejado que se construyesen todas esas parcelaciones.

La pregunta siguiente era obvia. “¿Por esa regla de tres a usted también habría que quitarle la multa?”, le planteó un periodista. “Naturalmente”, gritó, en su respuesta, Rafael Gómez. “Ustedes se creen que me pueden multar a mí cuando ellos [se refiere a los gobernantes del Ayuntamiento] han permitido que lo haga”. Por tanto, la culpa no es suya por cometer el delito sino de los mandatarios por no evitar que lo cometiera.

En el Pleno, el concejal de Hacienda, José María Bellido, zanjó rápidamente el debate con Rafael Gómez: “Aquí tratamos cosas que sean posibles” y no “para agradar a la gente”. De esta forma, Bellido consideró más electoral que otra cosa la propuesta del líder de la oposición.

Antes, en una comparecencia ante los periodistas y tras numerosas preguntas, Rafael Gómez llegó a plantear que a quien habría habido que multar era a Rosa Aguilar, ex alcaldesa de Córdoba, por ponerle la sanción y dejarle construir con un permiso verbal.

Gómez también fue preguntado por si cuando era empresario había financiado a partidos políticos y respondió, tajante, que no. Sin embargo, reconoció que en 1999 le cedió un local en la calle San Pablo al candidato del PSOE a las elecciones municipales José Mellado, pero no por nada a cambio sino sólo porque se lo pidió. También aseguró que pagó íntegramente la exposición de Julio Romero de Torres organizada en ese primer mandato en Córdoba y que no lo hizo para recibir nada a cambio.

Etiquetas
stats