Rafael Gómez condenado a cinco años de cárcel y sus hijos absueltos

Rafael Gómez, entrando a la Audiencia Provincial | MADERO CUBERO

El juez del Juzgado de lo Penal 3 de Córdoba ha condenado al empresario Rafael Gómez Sánchez como autor responsable de dos delitos contra la Hacienda Pública, a la pena de dos años y nueve meses (por uno de ellos) con multa de multa de 102.281.202,40 euros; y a la pena de dos años y seis meses de prisión (por el segundo delito) con una multa de 9.641.778,84 euros. El juez decide absolver a los cuatro hijos de Rafael Gómez al considerar que “no tuvieron conocimiento de la marcha de la empresa ni participaron en la toma de decisiones”.

El empresario y exconcejal del Ayuntamiento de Córdoba, por estos dos delitos, tiene una pena de cinco años y tres meses de prisión y una multa de cerca de 111.922.980 euros. Al salir de los juzgados, el propio Rafael Gómez ha declarado a los medios que se siente “tranquilo” y que va a recurrir la sentencia “en lo que es desfavorable”, una vez que la estudien, según ha informado uno de los abogados de la defensa.

Asimismo, el juez absuelve al empresario, a sus cuatro familiares y a las entidades mercantiles Grupo Inversor Arenal 2000 S.L., Arenal 2000 Inversiones, S.L., Grupo Inmobiliario Arenal 2000 S.L. Y Grupo de Empresas Rafael Gómez Sánchez, de los hechos enjuiciados en las presentes actuaciones respecto a otros nueve delitos de los que venía siendo investigado.

La sentencia indica también que Rafael Gómez Sánchez es responsable civil directo por el daño causado a la Hacienda, y debe indemnizar a la Hacienda Pública en la cantidad de 25.570.300,60 euros por el Impuesto de Sociedades del ejercicio 2006 y en la cantidad de 3.213.926,28 euros por el Impuesto de Sociedades del ejercicio 2006 correspondiente a la entidad Arenal 2001 S.L., (en total, cerca de 28.784.226 euros).

Esta sentencia no es firme y contra ella cabe interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

El juez considera probado que “nos encontramos ante un grupo de empresas familiar en las que todo el accionariado pertenecía a Rafael Gómez, su cónyuge y sus cuatro hijos. Es algo que nadie discute y está perfectamente acreditado. Pero de ese hecho probado no podemos afirmar sin más que todos los acusados tenían conocimiento suficiente de la marcha de las empresas y que por tanto eran responsables, a efectos penales, de la falta de cumplimiento de las obligaciones tributarias por parte de dichas empresas”.

Así, el magistrado argumenta en su fallo que “basta leer las hemerotecas o preguntar al ciudadano medio de calle de Córdoba -lo que se conoce como la esfera del profano- sobre quien gestionaba o controlaba estas empresas familiares, para que la respuesta sea unánime en la persona de Rafael Gómez Sánchez”. “Lo cierto es que las propias acusaciones exculpan penalmente a la esposa de Rafael Gómez Sánchez, doña Dolores Serrano Moreno, a pesar de formar parte también de los Consejos de Administración de las distintas empresas, al estimar que realmente no tenía conocimiento de la marcha y decisiones de las mismas, limitándose a firmar los documentos que se le ofrecían”, expone, en la justificación de la absolución de los cuatro hijos del matrimonio.

En cuanto a la responsabilidad fiscal del empresario, el juez sostiene que “tampoco puede servir de excusa la ignorancia -entendemos que consciente y deliberada- alegada por el acusado Rafael Gómez Sánchez al manifestar que él lo único que hizo fue trabajar y dar trabajo y que para lo demás se rodeó de los mejores -por tanto no se preocupó de más -depositó confianza ciega en el personal contratado-, ya que él tiene serias y verdaderas dificultades para leer y escribir, pero se olvida el acusado que ha sido él que voluntariamente se ha convertido en empresario, introduciéndose en el tráfico jurídico como tal, de tal manera que quien asume esa condición, debe de asumir también las consecuencias de sus supuestos errores”.

LA FISCALÍA PEDÍA 40 AÑOS DE CÁRCEL

La Fiscalía Provincial de Córdoba mantenía la petición de 40 años de cárcel para Rafael Gómez, alias Sandokán, por la comisión de diez delitos contra la Hacienda Pública. Además, reclamaba 19 años y tres meses para cada uno de sus cuatro hijos por siete delitos contra la Hacienda Pública.

Ahora, con la condena a más de cinco años de cárcel, la Fiscalía deberá decidir si solicita al juzgado el ingreso en prisión de Rafael Gómez o si espera a que la sentencia sea definitiva. También puede recurrirla ante la Audiencia Provincial de Córdoba.

Etiquetas
stats