Lo que queda del 15-M

.

Han pasado siete años desde que un movimiento civil, el de los indignados, decidió salir a las calles a protestar y a ocupar plazas. Siete años y un día después, la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha cerrado en Córdoba unas jornadas organizadas por el Frente Cívico y el Colectivo Prometeo llamado "homenaje" al 15M, precisamente al movimiento que después acabó alumbrando a la formación morada.

Antes de que se convirtiese, por sorpresa, en eurodiputada por un partido desconocido, Teresa Rodríguez se sentaba en las asambleas improvisadas de la plaza del Palillero de Cádiz. Desde allí, aseguró este miércoles, comenzaban las discusiones sobre la conveniencia de crear un círculo feminista. Y no fue fácil, recordó, en una conferencia más sobre un acontecimiento histórico muy presente que sobre algo que siga permanentemente vivo. "Esto es algo que vivimos juntos", arrancó, usando el presente histórico.

La coordinadora de Podemos Andalucía ha opinado que el 15M implicó el desarrollo de "una forma de funcionar en lo social, en lo político y en lo sindical". Ello, según ha argumentado, ha dado respuesta a "la necesidad de construir organizaciones más horizontales y más asamblearias, que se enfrenten a los poderes económicos, que siguen marcándonos la vida, pues, no en vano, el resultado de la crisis", que en realidad "era una estafa, es que somos el país que tiene más trabajadores pobres de la Unión Europea (UE)".

En su conferencia, Teresa Rodríguez quiso desgranar el fenómeno del 15M destacando que si por algo fue importante fue por exponer "la crisis de representación". Así, destacó el eslogan del "no nos representan", que fue el más significativo y coreado en las plazas de España de hace siete años. "Fue el padrenuestro del 15M", aventuró.

Además, recordó que el 15M "se hizo contra el Gobierno de Zapatero", que aprobó "en agosto la modificación del artículo 135 de la Constitución" y que tomo como referente a la primavera árabe, que ocupaba plazas, como ocurrió con la popular Tahrir de El Cairo.

En su ponencia, Teresa Rodríguez confesó que el 15M fue emocionante pero para ella "más incluso" lo que "vino después", como el movimiento Stop Desahucios, al que destacó por encima de todos, por su labor en defensa de la gente que se estaba quedando sin casa. "El 15M generó un enorme sentimiento social", destacó Teresa Rodríguez, que también destacó la "transversalidad" del movimiento, en una conferencia que llenó el salón de actos del instituto Maimónides.

Etiquetas
stats