El PSOE, el PP y Ciudadanos tumban en la Gerencia el plan de IU para limitar las viviendas turísticas

Grupos de turistas en Córdoba | TONI BLANCO

Ha sido, probablemente, el último gran debate del mandato municipal 2015-2019 en el Consejo Rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo. Este miércoles, el PSOE, el PP y Ciudadanos han votado en contra del avance del plan elaborado por la Presidencia de la Gerencia, que ostenta Pedro García (IU), para limitar el número de viviendas turísticas en el casco histórico de la ciudad.

El PSOE reclamó que el punto fuera retirado del orden del día. El resto de partidos entendió que no procedía su retirada y se inició el debate y la discusión del mismo. Los socialistas ya habían avanzado días atrás su intención de no apoyar este plan al considerar que se había "improvisado" y pidieron más tiempo. IU entendió que el mandato se agotaba y que el avance del proyecto tenía que ser aprobado este miércoles. Finalmente, se votó el mismo e IU tan solo ha recibido el apoyo de Ganemos. Ni el PSOE, ni el PP, ni Ciudadanos han apoyado la iniciativa, que vuelve a la casilla de salida.

"El próximo mandato será decisivo para poder parar el proceso gentrificador en el casco histórico de Córdoba", dijo el presidente de la Gerencia, Pedro García. "Es clave para que los vecinos podamos seguir viviendo en el casco histórico", dijo. "La futura correlación de fuerzas lo determinará", detalló. Hace dos días, la alcaldesa, Isabel Ambrosio, ya reclamó públicamente que el punto se retirara al considerar que "hay que garantizar que las decisiones que tomemos no nos las tumben por falta de competencias".

"No estamos de acuerdo en que la medida para limitar licencias se haga por la aprobación de un avance, sino escuchando a todos los protagonistas, y tomando una decisión con la aprobación", afirmó.

Desde Urbanismo se planteaba una innovación en el Plan Especial del Casco Histórico (PEPCH) que afectaba a la concesión de licencias para pisos turísticos, que en estos momentos otorga la Junta de Andalucía con la mera inscripción en el Registro Turístico de Andalucía (RTA). La clave estaba en que, con esta modificación del plan de especial protección, la Delegación de Turismo estaría obligada a limitar el número de licencias para viviendas turísticas completas -en el caso del alquiler de habitaciones para usos turísticos, no afectará nada-.

La idea era, por un lado, aumentar el área especial de Patrimonio Histórico -en estos momentos la que rodea la Mezquita-Catedral- para que incluyera la zona La Ribera, La Plaza del Potro y La Corredera. Una vez delimitada esta zona como especial, Urbanismo iba a introducir cambios en el uso turístico que afectan tanto a los apartamentos como a los pisos turísticos completos. Lo primero y principal será la paralización total de licencias de esta actividad en la zona y la limitación de licencias para viviendas con fines turísticos en el resto de la ciudad a un máximo de dos por edificio -o del 25% en caso de que el bloque tenga menos de 8 viviendas-.

Por otra parte, el Consejo Rector también ha aprobado inicialmente un nuevo espacio deportivo en la barriada periférica de Santa Cruz. Pedro García lamentó que este punto haya estado un año parado tras el rechazo inicial del PP y Ganemos. La agrupación de electores sí ha apoyado en este último consejo la iniciativa.

Etiquetas
Publicado el
8 de mayo de 2019 - 16:55 h
stats