El plan contra la sequía retoma el proyecto de los noventa para extraer agua directamente del Guadalquivir

Sequía en el río Guadalquivir

Este miércoles, la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha informado de las actuaciones urgentes autorizadas y en marcha para tratar de paliar una situación de sequía que comienza a tensionar de manera preocupante dos zonas concretas de la provincia de Córdoba en las que viven 125.700 personas. La zona que más preocupa es la que riega (pero sobre todo bebe) del embalse de Martín Gonzalo, en Montoro. De ese pantano depende el agua que sale del grifo de las casas en las que viven 44.200 personas de los municipios del Alto Guadalquivir (Montoro, Villa del Río, Pedro Abad, Bujalance, El Carpio o Villafranca de Córdoba).

Los técnicos de la Confederación alertan de que las reservas de agua en Martín Gonzalo están bajando de manera alarmante. Ahora mismo, está al 28% de su capacidad, pero es una presa pequeña. En su interior retiene 5,1 hectómetros cúbicos. Los técnicos calculan que al embalse le queda agua para menos de un año incluso. El pantano pierde unos 0,3 hectómetros cúbicos al mes, por consumo y también por pérdidas.

Así, la Confederación ha autorizado un sistema que ya se llegó a usar en los años noventa, los de la gran sequía en los que hubo cortes de agua en todas las capitales de provincia de Andalucía (salvo en Córdoba, cuya capital tiene un sistema de abastecimiento muy robusto). El plan pasa por recuperar una toma de agua directa en el río Guadalquivir construida entonces. Esta toma extraería la escasa agua que el cauce del río lleva a su paso por Montoro, para evacuarla hasta la estación de tratamiento de Martín Gonzalo que explota la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa).

En los años noventa, en Sevilla la ciudad llegó a tratar también el agua del río Guadalquivir para convertirla en potable y que llegase a las casas. Desde entonces, en Andalucía no se ha repetido una situación similar, aunque está prevista en casos de sequía extrema como la actual. En Córdoba capital, por ejemplo, la empresa municipal Emacsa está preparada para bombear agua del río Guadalquivir en caso de que fallase el sistema del Guadalmellato y San Rafael de Navallana.

Los trabajos no serán rápidos, aunque mucho más ágiles que el resto de obras de emergencia que se han aprobado este miércoles. De hecho, en la zona se ha aprobado también la construcción de una conducción de agua que una los embalses del Yeguas y del Arenoso con la estación de agua potable de Martín Gonzalo. Antes, hay que redactar un proyecto rápido y ejecutar las obras.

La segunda zona de la provincia de Córdoba que más preocupa es el norte. La mayor parte de los habitantes de las comarcas del Valle del Guadiato y de Los Pedroches beben del embalse de Sierra Boyera. Ahora mismo se calcula que a este embalse le queda agua para un año. Ahora mismo retiene 9,7 hectómetros cúbicos de agua, pero su comarca es más grande que la que abastece Martín Gonzalo. En total, 77.500 habitantes beben de sus aguas.

La solución prevista aquí por la Confederación pasa por construir un sistema de conducción de agua desde el embalse de Puente Nuevo hasta Sierra Boyera. Son 18 kilómetros de tuberías y se calcula que la obra durará entre diez y 12 meses. En principio, para hacerlo lo antes posible, se prevé su construcción de manera paralela a la línea de ferrocarril entre Córdoba y Almorchón, aunque la Confederación admite que existe complicaciones ambientales, ya que la zona está protegida.

En Puente Nuevo no es que quede mucha más agua, pero este embalse es mayor. Al 17% de su capacidad retiene 48 hectómetros cúbicos de agua, prácticamente cinco veces más que toda la que hay en Sierra Boyera.

Por otra parte, también se van a reforzar las inspecciones y controles de tomas y pozos ilegales que podrán ser precintados de manera inmediata a su detección. La Confederación ya ha anunciado que se coordinará con las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, y que prevé aumentar las sanciones por estos hechos.

Etiquetas
stats