Porque Córdoba no es nada sin sus pueblos: la Feria de los Municipios trae a la capital la riqueza de la provincia

Comienza la Feria de los Municipios de Córdoba

La cerámica y la alfarería de La Rambla. Santaella, la Catedral de la Campiña. Moriles y sus lagares. La Guijarrosa, cuna de las aceitunas partías. El café de Peñarroya-Pueblonuevo. Los senderos de Carcabuey. Encinas Reales, el pueblo de las macetas. Así podría continuar hasta describir cada uno de los municipios y las pequeñas aldeas que conforman la provincia de Córdoba y que hacen que la ciudad sea mucho más que la capital.

En pleno centro de Córdoba, la Diputación ha transformado su aparcamiento de 800 metros cuadrados en un pequeño viaje por la provincia, lo que permite al visitante conocer la seña de identidad de cada pueblo. Y sin gastar gasolina. Así es la Feria de los Municipios, que ha comenzado este jueves y de la que se podrá disfrutar durante todo el fin de semana. Aceites, dulces, mermeladas, chacinas, quesos y vinos por doquier para que los visitantes puedan probar un trocito de cada pueblo. La mesura es lo que debe imperar para que el deleite sea para todos.

De esta forma, gastronomía, patrimonio, medio ambiente, cultura y turismo se aglutinan en los 121 stands que forman la feria, dividida en las siete comarcas: Subbética, Campiña Sur, Valle del Guadiato, Los Pedroches, Guadajoz-Campiña Este, Vega del Guadalquivir y Alto Guadalquivir. Son ellas las garantes de la tradición, de la vida pausada, de lo natural y del buenos días a diestro y siniestro. Tal vez el debate no debería situarse en cómo las provincias se están despoblando, sino cómo se están vaciando de recursos y servicios que llevan a la población a vivir a otros pueblos o, incluso, a la capital. Porque esta feria demuestra que los pueblos están llenos de vida.

Como la que se respira en Villaralto, el pueblo de los pastores. O en Castro del Río, donde sus habitantes son artesanos de la madera del olivo. O el modelo de convivencia que representan Pedro Abad y la Mezquita Basharat, el templo que la comunidad islámica Ahmadía, que caminan de la mano desde hace 40 años.

Más de 100 actividades

Junto a conocer un poquito de cada municipio, esta feria ha programado cerca de un centenar de actividades. Showcookings, presentaciones, catas, talleres de caja de nido o de torno alfarero o tiro con arco son algunas de ellas, abiertas a todos los públicos.

Así que si este finde te quedas en la capital pero quieres conocer la provincia, te espera esta feria, a la que podrás acceder de forma gratuita en horario de jueves a sábado, 11:00 a 21:00, y el domingo, de 11:00 a 19:00.

Etiquetas
stats