El PP denuncia “un fuerte retroceso” en las políticas sociales de la Diputación

Lorite y Botella, en la Diputación.

La portavoz adjunta del PP en la Diputación de Córdoba, María Jesús Botella,  afirmó este lunes que “las políticas sociales de estos dos primeros años de cogobierno provincial de PSOE e IU” en la institución provincial “han sufrido un fuerte retroceso, por la parálisis y la falta de impulso político”. En ese sentido, explicó que han pasado dos años en los que “la responsable de Bienestar Social de la Diputación de Córdoba, Felisa Cañete, ha dado la espalda al resto de grupos políticos de la Corporación provincial y a las alcaldes de la provincia y se ha gestionado sin ningún afán de mejora”.

La portavoz adjunta del Grupo Popular incidió en la “falta de transparencia e inactividad” del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS). Arguyó al respecto que “ni se celebran las comisiones permanentes que se deben celebrar una vez al mes, ni se convocan sesiones ordinarias del consejo rector del IPBS”. Botella lamentó también “la falta de coordinación del área de Bienestar Social con administraciones importantes para la prestación de servicios sociales, como es la Junta de Andalucía”, y aseguró que “el cogobierno provincial arrancó con promesas oportunistas, aprovechando que los cordobeses lo estaban pasando francamente mal, y que en estos dos años no se han cumplido”.

La diputada popular recordó que “el cogobierno de izquierdas, haciendo alarde de un populismo y demagogia impropios de gobiernos serios y responsables, anunció oficinas antidesahucios, programas para combatir la pobreza energética o el programa de alquileres sociales, promesas que se han quedado en meros titulares, engordando la lista de promesas incumplidas a las que tan acostumbrados nos tiene el PSOE allí donde gobierna”. Apuntó al respecto que “la oficina antidesahucios es una oficina fantasma e ineficaz”.

En contraste, Botella resaltó la “gran labor que desempeñó el Partido Popular” durante sus cuatro años de mandato. Una idea que defendió al afirmar que fue “un gobierno que pensaba en las personas y en el interés de los municipios de la provincia de Córdoba, que puso en marcha programas nuevos, como el programa de ayudas por nacimiento o a la adopción de hijos, incrementándose el presupuesto para ayudas de emergencia y ayudas económico familiares y llevando a cabo una política de cercanía con los colectivos sociales de la provincia”.

La portavoz adjunta del PP indicó que, por el contrario, “durante estos dos últimos años se ha manchado el buen nombre de la institución con la ayuda de 40.000 euros otorgada a la Fundación Guadalquivir Futuro, afín al PSOE, investigada por un presunto caso de corrupción y sancionada por la Junta de Andalucía por irregularidades en la gestión de subvenciones”.

Por otro lado, Botella aseguró que “se ha pretendido paralizar programas como el de ayudas por nacimiento o adopción, simplemente por haber sido impulsados por el gobierno del PP, y se ha ralentizado la resolución de convocatorias de ayudas importantes para la provincia, como las destinadas a la adaptación funcional de hogares, con el evidente perjuicio para los afectados”.

Etiquetas
stats