Piden investigar si Muñoz agredió a alguien con información sobre Guadalquivir Futuro

Muñoz, a la entrada en los juzgados, apoyada por sus partidarios | álex gallegos

La formación Podemos Andalucía, que está personada como acusación particular, a través de los parlamentarios andaluces David Moscoso y Juan Ignacio Moreno Yagüe, en el procedimiento abierto por un juzgado cordobés respecto al caso de las presuntas “mordidas” en el que está implicada la Fundación Guadalquivir Futuro, va a “pedir a la jueza que estudie la posible relación” del caso con una supuesta agresión en Jerez de la Frontera (Cádiz).

Así lo ha anunciado, en declaraciones a Europa Press, el diputado regional de Podemos por Córdoba, David Moscoso, quien se ha referido de esta forma a cómo, según ha publicado ABC Córdoba, la presidenta de la Guadalquivir Futuro, Ángeles Muñoz, investigada en el caso de las supuestas “mordidas”, ha sido juzgada, aunque aún está pendiente de sentencia, tras supuestamente haber agredido, junto a otra persona, a dos mujeres en Jerez que, según recoge el rotativo, tenían información sobre supuestas irregularidades en Guadalquivir Futuro y disposición a contarla.

Ante esto, Moscoso, “desde la prudencia, pues aún no hay sentencia” sobre tales hechos ocurridos en Jerez, ha avanzado que, en el caso de que se establezca que “hay una relación directa” entre la supuesta agresión y el caso que se instruye en los juzgados cordobeses, Podemos solicitará al Juzgado de Instrucción número ocho de Córdoba, que lleva el caso de las supuestas “mordidas” a sueldos de trabajadores contratados por Guadalquivir Futuro con ayudas de la Junta, que evalúe si, tras la supuesta agresión, hay “una posible obstrucción a la justicia, lo cual sería escandaloso”.

Moscoso, quien ha repudiado el supuesto “acto de violencia” ocurrido en Jerez y que entiende que “sería gravísimo si se confirma”, ha recordado que, desgraciadamente, hay “precedentes” de comportamientos similares entre personas cercanas a los investigados en el caso de las “mordidas”, pues cuando el propio Moscoso acudió al juzgado cordobés a prestar declaración como testigo, en la calle fue objeto de “persecución, insultos e intento de agresión”.

Etiquetas
stats