Piden cinco años a un guardia civil por inventarse multas de tráfico

Imagen de archivo de dos guardias civiles de Tráfico realizando una inspección.
La Fiscalía le acusa de formular denuncias inexistentes contra el administrador de la comunidad de propietarios de la que el agente era vecino

El Ministerio Público pide cinco años de cárcel y otros tantos de inhabilitación contra un agente de la Guardia Civil -destinado en El Carpio- al que acusa de inventarse multas de tráfico. En el auto de calificación, la Fiscalía señala que todo comenzó en 2010, a raíz de una reunión de la comunidad propietarios de la que el guardia formaba parte. Durante la misma, el administrador rechazó la propuesta de reducción de cuotas que hizo el hoy acusado. Poco después, al administrador empezaron a lloverle las multas de tráfico.

Según el relato del fiscal, “el acusado decidió investigar datos sobre titularidades de vehículos” del administrador de fincas “con la intención de formular boletines de denuncias por infracciones de tráfico inexistentes que atribuía a los conductores de los vehículos propiedad de aquel”.

Las dos primeras consultas al Sistema Integrado de Gestión Operativa de la Guardia Civil (SIGO) las realizó el acusado el 1 y el 7 de agosto de 2010. “Las hizo con la única finalidad de conocer los vehículos propiedad” del administrador de fincas “y posteriormente denunciar o realizar boletines de denuncia proponiendo sanción contra el conductor de estos vehículos”. Entonces identificó dos vehículos propiedad del perjudicado: un turismo y una motocicleta.

De esta forma, el acusado formuló hasta cuatro sanciones que vienen recogidas en la calificación del fiscal. En tres de ellas, el Ministerio Fiscal subraya que fueron confeccionadas por el acusado “conociendo que los hechos que en el mismo se indicaban (conducir de forma temeraria) no habían ocurrido”.

Etiquetas
stats