La pesadilla de los alérgicos: el polen del olivo y de las gramíneas, en niveles muy altos

Aceitunas en un olivo | MADERO CUBERO

Antihistamínicos, mascarillas y la menor exposición posible en las calles. La peor pesadilla de los alérgicos ya ha llegado. Los niveles de polen del olivo y de las gramíneas están a su máximo nivel y a la vez.

Según la información de la Red Española de Aerobiología, con sede en la Universidad de Córdoba, las concentraciones de polen de olivo y de gramíneas están en niveles muy altos e irán a más durante los próximos días. La pasada semana el polen de las gramíneas había dado una tregua, que no piensa ofrecer durante los próximos días.

Eso sí, baja el nivel del polen del roble y se mantiene en niveles medios el de la ortiga, que también afecta a una buena parte de la población cordobesa.

La previsión de la Universidad es clara: la presencia de granos de polen en el aire respirado irá a más durante los próximos días. Las últimas lluvias y un aumento de las temperaturas ha sido el caldo perfecto para que se haya disparado la floración, principalmente en la provincia de Córdoba. De hecho la provincia entera aparece en rojo en el mapa de alerta de la Red de Aerobiología.

Dada la situación actual como consecuencia del Estado de Alarma, producido por la pandemia originada por la expansión del Covid-19, en esta ocasión se afinan "mucho más" las previsiones, dado que algunos de los síntomas de las alergias polínicas podrían ser confundidos con los producidos por la infección del coronavirus, y prestarse a confusiones que deben evitarse. En todo caso, el confinamiento durante la cuarentena hace que la exposición a los alérgenos del polen sea escasa y, en consecuencia, la sintomatología de la alergia.

La REA está integrada por diversas entidades aerobiológicas operando individualmente en el territorio que aportan sus observaciones para configurar una base de datos de ámbito estatal.

Etiquetas
stats