Obras que se pararon cuando estalló la crisis... se reiniciarán este año

Obras de la Ronda Norte paradas desde el año 2008 | MADERO CUBERO
La Gerencia espera que antes de que acabe el año se puedan iniciar las obras para acabar la Ronda Norte de Mirabueno y el polígono industrial de la antigua Azucarera de Villarrubia

La crisis del ladrillo se ha llevado por delante muchas cosas. Vidas, trabajos, empresas y obras que se quedaron empezadas y que nunca se acabaron. En Córdoba hay dos símbolos del estallido de la crisis del ladrillo, de obras que se quedaron pendientes porque las empresas que las tenían que acabar se quedaron sin dinero. Quizás una es más simbólica que la otra. Se trata de la Ronda Norte, el proyecto que tenía que acabar Marín Hilinger, una constructora ya desaparecida, después de construir la lujosa urbanización de Mirabueno. Hay otra: la urbanización de la antigua Azucarera de Villarrubia, donde se iba a construir un polígono industrial (en los años en los que faltaba suelo industrial en la ciudad). Estas obras se reiniciarán este año.

El miércoles, el consejo rector de la Gerencia tomará conocimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que ya es firme y no recurrible, por la que obliga a Cajasur a entregar en Urbanismo un aval de 9,7 millones de euros que firmó con Marín Hilinger como garantía para acabar las obras de la Ronda Norte, que se quedaron empezadas. El mismo día, también se aprobarán dos puntos en el que se desestimarán dos alegaciones contra la entrega de otro aval de diez millones de euros a la Gerencia para acabar la urbanización de la antigua Azucarera.

Ahora, la Gerencia, en palabras de su gerente Emilio García, espera reiniciar estas dos obras antes de que acabe el año. Para ello necesita que los bancos depositen en las cuentas de la Gerencia el dinero (son casi 20 millones de euros) y que se inicien los procedimientos administrativos para contratar las obras. Los trabajos se suspendieron en 2008 (justo cuando estalló la crisis) y ahora toca actualizar unos proyectos que en ocho años se han quedado viejos.

En el caso de la Ronda Norte, la Gerencia está ultimando la actualización del proyecto de obra (lo ha hecho ya varias veces desde 2008, pendiente de la entrega del aval) y la duda pasa por saber por dónde se iniciarán las obras, si por la zona de Mirabueno como piden los vecinos o por la Fuente de la Salud. Sea lo que sea, la Gerencia espera que a final de año ya estén las máquinas trabajando a pleno rendimiento en la zona.

En Villarrubia, una vez que se resuelvan los recursos se iniciará la urbanización del polígono industrial de la antigua Azucarera. En este caso, las obras se quedaron a punto de iniciarse, a pesar de que ya se habían vendido parcelas para empresas que nunca pudieron trasladarse y a las que se les causó un gran perjuicio económico.

Etiquetas
stats