Nueva victoria judicial: un tribunal declara que los 'riders' de Deliveroo no son autónomos

Un repartidor de Deliveroo.

Nuevo triunfo en los juzgados del colectivo de riders con efectos en todo el territorio nacional. El juzgado número 24 de lo social de Barcelona ha fallado a favor de la Seguridad Social y ha determinado que 748 repartidores de la plataforma británica de reparto de comida a domicilio Deliveroo operaban como falsos autónomos.

Se trata del fallo contra el modelo laboral de plataformas de reparto de comida a domicilio que más trabajadores afecta, hasta ahora, en toda España, y apela en la resolución, además, a la reciente sentencia del Tribunal Supremo contra Glovo, que determinó que este modelo de negocio supone un “relación laboral” y no mercantil con sus repartidores.

Tanto es así que el fallo obliga a la empresa a hacer efectivo el pago de 1,3 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales pendientes, según cálculos estimativos de los denunciantes, indicados por Elperiódico.

En Córdoba, operan más de 150 repartidores o riders a través de aplicaciones como Glovo, Deliveroo, Uber Eats y Just Eat, de las que solo esta última mantiene relación contractual, a través de terceras empresas especializadas, como Mission Box.

A pesar de la concatenación de victorias en los juzgados, el modelo de contratación no parece haber variado demasiado. La sentencia del Supremo, de septiembre de 2020, debería haber modificado la relación laboral (de hecho, la Seguridad Social regularizó de golpe a miles de riders un mes después), si bien los repartidores cordobeses encuestados por este periódico indican que Glovo ha seguido usando el mismo sistema con ellos.

Desde Glovo se limitaron a decir que las actas de la Seguridad Social no eran firmes y mantuvieron que no pensaban cambiar el modelo hasta que no haya una legislación que organice el modelo. Es decir, que hasta que no se aprueba la Ley Rider no piensan cambiar su relación laboral con los repartidores.

Deliveroo, nacida en 2013 en Reino Unido con un modelo de reparto que después imitó la española Glovo, comenzó a operar en Córdoba en abril de 2019 aunque, como ocurre con este tipo de plataformas, se desconoce cuántos repartidores han trabajado como falsos autónomos para esta plataforma en la ciudad.

https://cordopolis.es/2020/09/23/el-supremo-declara-que-los-repartidores-de-glovo-son-falsos-autonomos/

Etiquetas
stats