Noviembre se despide con lluvia débil y mínimas invernales

.

Noviembre de 2018 se apaga, llega a sus últimas horas tras 29 días húmedos y fríos. Un mes que ha cumplido lo que manda el canon otoñal, y que a pesar de haber sumergido sus últimas jornadas en la estabilidad anticiclónica propia de enero, quiere despedirse volviendo a escuchar el murmullo de la lluvia. Fugaz episodio de precipitación en un contexto anticiclónico donde las mínimas empiezan a indicar que el invierno ya está aquí.

Vaguada atlántica y vuelta al anticiclón

Tras cuatro días sin conocer lluvia gracias a la irrupción de la dorsal anticiclónica sobre la península Ibérica, el final del otoño climatológico quiere despedirse con un brevísimo episodio de lluvias gracias al rápido paso de un frente frío asociado a una vaguada atlántica. Un frente poco activo que barrerá la Península de oeste a este desde la tarde de este jueves hasta primeras horas de la mañana del viernes y que vendrá acompañado de un descenso generalizado de las temperaturas máximas.

Un tímido frente que aunque no vaya a ser especialmente significativo, sí que es síntoma de la relativa facilidad con la que borrascas de cierta entidad consiguen romper el bloqueo anticiclónico bajo cuya influencia parece querer permanecer un invierno que está a punto de comenzar. Buenas noticias en lo relativo a la posibilidad de mantener una tendencia húmeda ya que los modelos de predicción apuntan a que la dorsal quiere apuntalarse sobre la vertical peninsular.

Dicho de otro modo, toca tiempo seco, estable, propio para inversiones térmicas que dibujen frías mañanas de invierno, con el paso esporádico de frentes asociados a vaguadas y borrascas que sean capaces de romper el bloqueo. Un escenario poco llamativo a medio plazo que empezará a dibujar, durante la primera quincena de diciembre, las primeras heladas generalizadas en el interior peninsular.

Mínimas rozando la helada y madrugada de lluvia

Tras un día apacible y que verá amanecer por debajo de la barrera de los 4 °C en áreas del valle del Guadalquivir y numerosos puntos de la provincia al borde de la helada, la jornada del jueves verá enmarañar sus cielos con el paso de las horas por la aproximación del frente. Un frente que dejará lluvias entre débiles y muy débiles durante la madrugada del viernes pero que servirá para despedir noviembre con poco más de 100 mm de acumulado en la capital. Frente en descomposición que a duras penas llegará a acumular más de 5 mm en algún punto de la provincia, y que servirá más como significativo testimonio de un mes que ha cumplido con lo esperado, con 14 de 30 días viendo pisar charcos y unas temperaturas que han sido especialmente frías en sus máximas.

Fugaz paso de frente que dará paso a un frío viernes donde el retorno a la estabilidad abrirá un nuevo periodo anticiclónico que tendrá continuidad durante los primeros días de diciembre. Fin de semana por tanto sin lluvia, donde las máximas volverán a recuperar terreno y las mínimas volverán a apuntar hacia la helada conforme el anticiclón se asiente sobre la península Ibérica. Jornadas estables de fuerte contraste térmico entre máximas y mínimas con continuidad durante la próxima semana, una monotonía meteorológica que bien pudiera interrumpirse por alguna de las probables embestidas que el Atlántico nos quiera regalar.

Puede seguir al tanto del tiempo y el clima en el Facebook y el Twitter de Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats