La nieve acariciará a Córdoba capital durante el fin de semana

Dos jóvenes con paraguas en Córdoba | TONI BLANCO

Once años después de aquel 10 de enero de 2010, la nieve quiere regresar a la capital cordobesa durante este fin de semana. Los modelos meteorológicos no anuncian una nevada tan copiosa como aquella, ya que la precipitación será más escasa y no dará tiempo a que la nieve se deposite en la superficie y cuaje. O sí. Todo depende de la duración de las precipitaciones que se esperan.

Desde este viernes, la aproximación de una borrasca atlántica con sus frentes asociados y que durante el fin de semana situará su centro casi sobre nuestra vertical con temperaturas inferiores a los -30º C a 5.500 metros y cercanas a los -3 ºC a 1.500 metros, generará la suficiente inestabilidad para que la precipitación sea sólida el sábado en cotas muy bajas de la provincia de Córdoba. La jornada más propicia para que se produzcan nevadas será la del sábado, sin descartar también el domingo para ver caer algún copo en muchas zonas. Donde sí parece que volverá a nevar con más entidad será en Sierra y Pedroches.

Tras las abundantes lluvias de este viernes que

dejarán interesantes acumulados en toda la provincia, la madrugada del sábado promete ser más fría y aún con precipitación. La zona noroeste de la provincia será al inicio de la jornada del sábado quien reciba las primeras nevadas. La cota irá descendiendo hasta los 500 metros y puntualmente, podrá nevar durante la madrugada del sábado a cualquier cota en Sierra y Pedroches. Ya, el resto del sábado, prácticamente toda la provincia tendrá temperaturas negativas en las capas medias de la atmósfera. La formación de chubascos aislados tras el paso de la borrasca, dejará precipitaciones aisladas que de nuevo volverán a ser sólidas en cualquier punto de la provincia dependiendo de la intensidad de la precipitación.

La aproximación del centro de la borrasca y su viaje al este peninsular, provocará también rachas de viento moderadas en la tarde del sábado que harán aumentar notablemente la sensación de frío. El viento, irá perdiendo fuerza en las últimas horas del sábado. Las temperaturas máximas ascenderán ligeramente el viernes, para volver a descender el sábado. Es muy probable que las mínimas de la jornada del sábado se registren por la noche y no al amanecer como es habitual. Las heladas volverán a ganar terreno a partir de la madrugada del domingo anunciando para la siguiente semana heladas generalizadas en toda la provincia.

La jornada del domingo será a priori menos inestable que las anteriores. Aunque habrá que estar atentos a la formación de una baja secundaria sobre Extremadura que puede ayudar a que la lluvia, o la nieve, sean más intensas que lo que hoy dibujan los modelos.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats