Nieto cree que el Puente del Arenal tiene un 95% de posibilidades de reabrirse

.
El alcalde y los técnicos se reúnen con los vecinos de la zona Sur de la ciudad para detallarles el estado en que ha quedado la infraestructura y el trabajo que queda por hacer

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, cree que existen un 95% de posibilidades de que el Puente del Arenal pueda reabrirse próximamente al tráfico aunque sea de manera parcial y para vehículos no pesados. El regidor hizo ayer esta afirmación durante la reunión que mantuvo junto a dos técnicos con representantes vecinales de la zona Sur de Córdoba, a los que convocó para detallarles de forma exacta cómo van los trabajos de examen y reparación de la infraestructura.

Los vecinos insistieron en todo momento en preguntarle al alcalde sobre la fecha concreta en la que el Puente del Arenal puede volver a ser usado por vehículos. El alcalde respondió que el 5% que imposibilita reabrirlo depende de los informes técnicos, que la próxima semana tendrán que avanzar. Así, los técnicos detallaron que la próxima semana no sólo se van a hacer pruebas en el laboratorio, sino también in situ. En este sentido, avanzaron que habrá una prueba con camiones para determinar la fortaleza de la estructura, que se ha dilatado por el calor del incendio del pasado 7 de agosto más de lo previsto.

En estos momentos, y según los técnicos, lo que más preocupa del puente son las barras tensadoras. Estas barras están rellenas de un acero que, según la versión de uno de los técnicos, ha podido cristalizarse y, por ello, ser más frágil. El proceso de cristalización se habría producido por un brusco cambio de temperatura, ya que el acero fue afectado por el calor del incendio y después enfriado rápidamente por el agua que usaron los bomberos para apagar el fuego. Los técnicos han confirmado que el puente sufre más daños de los inicialmente previstos, sobre todo en el tablero que estuvo más expuesto al fuego.

Las pruebas que se realizarán la próxima semana en la estructura y en el laboratorio determinarán si finalmente el puente puede ser reabierto al tráfico o no. La prueba de peso con camiones también indicará las posibilidades que tendrá, en caso de reabrirse, que por la estructura también puedan circular vehículos pesados. La respuesta, en cualquier caso, sigue estando aplazada a las primeras semanas de septiembre.

Etiquetas
stats