Más de un millar de personas sale a la calle en defensa de Rey Heredia

Manifestación en apoyo del Rey Heredia. | ÁLVARO CARMONA
La Acampada Dignidad se vuelve a manifestar en contra de un desalojo que puede ser firme la próxima semana

Sigue el pulso entre la Acampada Dignidad y el Ayuntamiento, gobernado por el PP, a cuenta de la ocupación, desalojo y actividad del colegio Rey Heredia. Alrededor de un millar de personas ha apoyado hoy en las calles de Córdoba la labor que los voluntarios de la Acampada realizan en el antiguo colegio. El inmueble, de propiedad municipal, estaba cerrado y sin uso desde hace dos años pero el 4 de octubre fue ocupado por los vecinos y, desde entonces, está siendo utilizado por varios colectivos agrupados en la denominada Acampada Dignidad.

Sobre este grupo pesa una orden de desalojo judicial que está recurrida. Paralelamente, el Ayuntamiento ha entablado una negociación con el Consejo de Distrito Sur para ceder el inmueble a este órgano oficial de representación vecinal con el fin de que sigan haciendo actividades. La Acampada considera este paso una victoria, pero las diferencias con el Consistorio estriban en si el colegio debe estar desalojado o no cuando esa cesión se efectúe.

“No nos iremos de allí hasta que el Ayuntamiento no firme la cesión al Consejo de Distrito Sur”, ha señalado el portavoz de la Acampada Dignidad, Rafael Juan, poco antes de comenzar la manifestación. “Tendremos que llegar a una entente con el alcalde. Primero tendremos que ver qué resuelve la Audiencia de Córdoba a nuestro recurso al desalojo judicial. Pero en cualquier caso, lo que no vamos a hacer es dejar de ofrecer ni un solo día los servicios que estamos dando”, dijo haciendo referencia tanto al comedor social -que sirve alrededor de cien comidas diarias a los vecinos más necesitados-; a la biblioteca puesta en marcha por los voluntarios y a las clases particulares para estudiantes de familias sin recursos.

Con esta exigencia, lo que la Acampada Dignidad persigue es que no haya un desalojo total del inmueble, tal y como pretende el Ayuntamiento, que insiste en que una cesión de un edificio no puede hacerse si hay gente dentro del mismo. “Habrá que buscar una fórmula”, responde Rafael Juan, “pero lo que no podemos permitir es que mucha gente se quede sin los servicios ni un solo día”, continúa.

El portavoz de la Acampada Dignidad avanzó que ya están trabajando en adaptarse al nuevo marco de legalidad que se avecina. “Ya tenemos todo preparado para que la cocina cumpla con la normativa y que los voluntarios tengan todos el permiso de manipulador de alimentos. El Ayuntamiento tampoco tiene que preocuparse por el dinero. Llevamos desde octubre funcionando sin fondos públicos y no los vamos a necesitar ahora”.

La manifestación ha discurrido desde Puerta de Gallegos hasta Rey Heredia en un aire festivo. Entre los manifestantes se encontraba el coordinador provincial de IU, Pedro García, y Diego Cañamero, portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores.

Etiquetas
stats