Miles de jóvenes gritan en Córdoba que la lucha antifascista no va “de colores políticos”

Manifestación antifascista | ÁLEX GALLEGOS

Más de 2.000 personas, en su gran mayoría jóvenes, han protagonizado en la tarde de este martes una manifestación en Córdoba contra la entrada de Vox en el Parlamento de Andalucía y frente al impacto que pueden tener las medidas de su programa que son de extrema derecha. Lo han hecho cortando el tráfico rodado en el Paseo de La Victoria, en Ronda de los Tejares y en el Vial Norte, junto a la sede de RTVA.

Todo ello sin incidentes remarcables y ante la escasa presencia policial, que ha consistido en unas cuantas patrullas de Policía Local en contacto directo, y varias de Policía Nacional fuera de perímetro, custodiando puntos clave como la sede del PP. La clave estaba en que era una manifestación no convocada oficialmente ante la Subdelegación del Gobierno, que se había transmitido por redes sociales.

Multitud de personas, sobre todo jóvenes, estudiantes y colectivos feministas, se han concentrado primero en el Bulevar de Gran Capitán, donde han comenzado a entonar diversos cánticos, para desplazarse después hasta el Paseo de La Victoria, donde han protagonizado una sentada cortando el tráfico, y después se han encaminado hacia el Corte Inglés, en Ronda de Los Tejares, ocupando la vía completa.

Para entonces ya eran miles las personas concentradas bajo el lema Andalucía no es lugar para el fascismo y gritando cánticos como "Vosotros fascistas sois los terroristas" o "No nos representa un partido de mierda", expresiones que los manifestantes han dirigido a Vox tras su irrupción en las elecciones andaluzas del pasado 2 de diciembre.

Era un émulo de las manifestaciones presuntamente espontáneas que ha habido en ciudades como Granada, Sevilla o Málaga para protestar por el auge del fascismo, con el añadido de que en Córdoba ha coincidido con el 4 de diciembre, el día oficioso de Andalucía. Ése en que se recuerdan las manifestaciones que tuvieron lugar el 4 de diciembre de 1977 en favor de la autonomía de Andalucía y que movilizaron a dos millones de personas para reivindicar su sentimiento como pueblo histórico.

También el día en que un policía falangista disparó a muerte a un militante de Comisiones Obreras, Manuel José García Caparrós, durante la manifestación. Un crimen que quedó sin resolver, pero que convirtió a la víctima en un símbolo de la lucha antifascista que se reivindica estos días desde los partidos de izquierda para frenar la entrada de Vox en la vida parlamentaria española.

No obstante, apenas un par de menciones a García Caparros se han escuchado en la manifestación, que sí que ha acabado teniendo un carácter andalucista -se ha cantado varias veces el himno-, aunque también profeminista, proobrerista, proinmigrantes y proLGTB, colectivos que, según los asistentes, están amenazados por lo que supone todo lo que supone un partido como Vox.

Un partido al que han advertido entre cánticos de que "Andalucía será la tumba del fascismo". Una marcha que ha incluido también la lectura de varios manifiestos frente a la sede de RTVA que han exigido al resto de partidos que entiendan que "esto no va de colores políticos, sino que es una lucha antifascista".

Etiquetas
stats