Miembros de los chats de 'La Manada' declaran “no recordar” ningún vídeo

El abogado de los cuatro acusados, Agustín Martínez, a la entrada a los juzgados | MADERO CUBERO

La segunda sesión del juicio a los cuatro acusados de La Manada por los supuestos abusos en Pozoblanco ha arrancado este martes con la declaración por videoconferencia desde Sevilla de tres amigos de los imputados que conformaban parte de los grupos de WhatsApp La Manada y El Peligro. Los tres han declarado no recordar el vídeo que fue enviado por José Ángel Prenda a ambos chats y que es una prueba fundamental en este juicio, aunque no la única.

El testigo J. V. P., perteneciente al grupo de chat La Manada, viajó con los acusados a la feria de Torrecampo en el mismo coche en el que más tarde se subiría la víctima. Una vez que cerró la caseta en la que entablaron conversación con la joven, J. V. P. volvió a Pozoblanco en otro coche “ya que no había sitio”. Acompañado de tres personas que conoció esa misma noche, ha manifestado que llegó a Pozoblanco antes que los acusados, a quienes vio regresar a la vivienda de Antonio Manuel Guerrero ya que se encontraba en el balcón. A pesar de que la casa estaba en una primera planta, el testigo -que en instrucción señaló que conducía Antonio Manuel Guerrero y que José Ángel Prenda iba de copiloto- ha manifestado “no recordar” quién ocupaba sendos asientos.

No obstante, sí ha recordado que la víctima viajaba con los acusados en el coche, en el asiento del copiloto, “y que se encontraba bien y en perfecta condiciones”. Ha señalado que los imputados le ofrecieron subir a la vivienda para “tomarse una copa” pero la joven se negó y Alfonso Jesús Cabezuelo “la llevó a su casa”.

A las preguntas del fiscal, ha asegurado no recordar algunas de las cuestiones manifestadas en instrucción, cómo haber recibido el vídeo o haberlo visto, al igual que tampoco ha recordado comentarios como “Se vino de follarse a la bella durmiente” o “Perdimos el salto de hacer algo histórico”, formulados supuestamente por José Ángel Prenda bajo el seudónimo de Tony Montana.

Otros dos testigos, J. G. M. y D. C. P., integrantes del grupo de Whatsapp El Peligro -en el que también se difundió el vídeo- han manifestado no recordar haber recibido ni haber visto dicho documento audiovisual. En fase de instrucción, ha recordado el Ministerio Fiscal, J. G. M. declaró haber efectuado “en plan de broma” comentarios como “¿La han tirado al río?” o “¿Qué han hecho con la chaval”, aunque en su declaración ha asegurado no recordar esas frases.

Por su parte, D. C. P. tampoco se ha considerado autor de declaraciones como “Carmen [en relación a José Ángel Prenda] ve un cuerpo inconsciente y ahí está el tío para robarle o meterle mano”, “¿Está muerta o qué?” o “Esto es otro caso como el de Marta del Castillo”. Preguntado por el fiscal, el testigo ha matizado que “posiblemente” sí se acordaba de que en instrucción señalara que dichos comentarios lo hubiera formulado “en todo jocoso”, aunque no se ha declarado autor de los comentarios y ha reiterado no recordar haber visto los vídeos.

Declaración de la víctima

Tras la declaración de estos tres testigos, el público y los medios de comunicación han abandonado la sala para la declaración de la supuesta víctima. La joven se ha mostrado “clara y concisa” en su declaración, en la que ha ratificado la denuncia interpuesta tras conocer el vídeo por la Policía Foral de Navarra.

Así lo han confirmado desde la acusación particular, al tiempo que han señalado que la joven ha sido “contundente”, aunque ha admitido que en un primer momento no recordó lo ocurrido en el coche, pero posteriormente fue consciente de los hechos, respaldados por la grabación de vídeo. Pasadas las 11:00 de este martes ha comenzado la declaración de la víctima a puerta cerrada, que se ha prolongado durante una hora.

Etiquetas
stats