Medidas antiterroristas y prohibido subir a los muros de la Mezquita en Semana Santa

Dos policías nacionales, en la calle Torrijos | TONI BLANCO

"Probablemente es el reto más importante en seguridad ciudadana en la ciudad desde hace 23 años, cuando se trasladó la Feria al Arenal". El subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, resumía con esta frase la complejidad para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Ayuntamiento del traslado de la carrera oficial de la Semana Santa al entorno de la Mezquita Catedral. Este lunes, de hecho, la Subdelegación ha acogido la Junta Local de Seguridad, copresidida por la alcaldesa, Isabel Ambrosio, en la que entre las principales novedades está que habrá medidas antiterroristas en las aglomeraciones (España está en alerta 4), que se prohibirá al público subir a las gradas que rodean a los muros de la Mezquita Catedral para ver procesiones y que la Agrupación de Hermandades contará con guardias jurado para ayudar a las labores de vigilancia.

"Tenemos que decir que a la complejidad que conlleva el traslado de la carrera oficial hay que sumarle que España entera está en alerta 4 antiterrorista", expresó el subdelegado, quien anunció que las unidades de vigilancia antiterrorista de la Policía Nacional prestarán especial atención a las aglomeraciones sobre todo en los entornos de la Cruz del Rastro, Ronda de Isasa o Cardenal González Francés. "Ahí estará la Policía junto al servicio antiterrorista".

Además, el teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento, Emilio Aumente, detalló que se vigilará especialmente que la gente no se suba a los muros que rodean la Mezquita para ver procesiones como ocurrió el año pasado. "Eso es un peligro", dijo, expresando que hay muros de cuatro metros de altura. "Vamos a tener controles para que eso no ocurra", expresó, en relación a que en 2016 hubo gente que sí que se subió a ese entorno.

El dispositivo está formado por efectivos de la Guardia Civil, del Cuerpo Nacional de Policía, de la Policía Local y seguridad privada que velarán por la seguridad de los cordobeses y de los turistas que visitan la provincia durante estas fechas.

En el caso de los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía estarán en activo un total de 100 agentes al día que preservarán la seguridad de aquellas zonas por las que discurren las estaciones de penitencia, con especial atención al nuevo trazado de la Carrera Oficial donde medio centenar se encargarán de preservar la seguridad. Otro tanto de efectivos harán labores de vigilancia en las zonas comerciales de la ciudad con el objetivo de prevenir, fundamentalmente, delitos de hurto, robo con fuerza, intimidación o fraudes. A estos agentes, se suman los dedicados especialmente a vigilancia antiterrorista, dentro de lo establecido por la alerta 4.

En el caso de la Policía Local, se contará con la totalidad de los agentes en activo distribuidos en dos turnos, según informó la alcaldesa, Isabel Ambrosio. Así, en cada uno de los turnos habrá trabajando unos 200 agentes de la Policía Local. A este dispositivo se sumarán también 50 agentes de la Unidad Adscrita de la Junta de Andalucía al Cuerpo Nacional de Policía y vigilantes de Seguridad Privada.

También el Gobierno de España pone en marcha estos días la "Operación Especial de Semana Santa 2017" impulsada por la Dirección General de Tráfico en las carreteras cordobesas, que se desarrollará desde las 15:00 del viernes, 7 de abril hasta las 00:00 del lunes, día 17, en dos fases. Este operativo contará con 75 efectivos de la Guardia Civil que vigilarán tanto la seguridad en las carreteras así como los accesos y salidas a la ciudad. Dichos agentes también serán los encargados de efectuar los habituales controles de alcoholemia.

Etiquetas
Publicado el
3 de abril de 2017 - 21:50 h
stats