El lugar de Europa con más riesgo de incendios

Imagen de archivo de helicópteros del Infoca.

Córdoba es, ahora mismo, el lugar de Europa con el mayor riesgo meteorológico de que se produzca un incendio forestal. Y por eso es, también, una de las provincias más vigiladas para combatirlo. La llegada de la ola de calor extrema dispara este riesgo. Según detalla el subdirector del centro operativo provincial del Plan Infoca en Córdoba, César Vicente, en la provincia se conjugarán estos días dos factores de alto riesgo: temperaturas muy altas y una humedad extremadamente baja. Existe un tercer factor clave, el viento, cuya velocidad no se prevé alta para los próximos días. La provincia, afortunadamente, no sufre los niveles de viento de otras como las costeras de Cádiz y Málaga.

Ante temperaturas extremas surge la pregunta: ¿el calor por sí mismo provoca los incendios forestales? La respuesta está clara: no. Es la mano del hombre, de manera intencionada o por sus negligencias, la que los causa. Pero el elevado calor y la baja humedad son dos factores potenciales que disparan el riesgo. Cualquier pequeño despiste puede acabar convertido en un virulento incendio forestal que acabe con uno de los grandes tesoros de la provincia de Córdoba: su vegetación.

"La vegetación no presenta combustión espontánea", explica César Vicente. "Ni siquiera en las zonas desérticas con temperaturas superiores a los 50 grados", insiste. César Vicente es uno de los ochenta trabajadores del Infoca que el año pasado acudieron a Portugal durante la oleada de incendios que llegó a quemar más de 50.000 hectáreas, una barbaridad. Desde su experiencia y su subdirección detalla que en la provincia de Córdoba los incendios intencionados suponen el 30% del total, aunque dependiendo de cada año. "Son más importantes todos los incendios relacionados con actividades humanas negligentes o accidentales", explica. "Por ejemplo, vehículos aparcados cerca de una cuneta, la chispa que salta de una desbrozadora, una barbacoa mal apagada, una avería en línea eléctrica... Todo son iniciadores accidentales o negligentes", relata. Por eso es tan importante que "en estos días de especial riesgo evitar movimiento y actividades de riesgo, sobre todo en las horas centrales del día".

Desde el Infoca se revisa diariamente la meteorología. Cada día, sus ingenieros analistas del Centro Operativo Regional confeccionan las previsiones de las próximas 48 y 72 horas. "Nos suministran temperaturas, velocidad y dirección del viento, y humedad relativa así como comportamiento esperado del incendio forestal", explica el subdirector del Infoca en Córdoba. Para estos días se esperan máximas de 43 y 44 grados, vientos variables no muy fuertes y "humedades relativas muy bajas de en torno al 12". "Ese porcentaje influye muchísimo en el desarrollo del incendio", concreta.

¿Y qué supone que haya sido una primavera muy lluviosa? En contra de la opinión popular, es bueno. Una primavera muy lluviosa provoca que el suelo, el matorral y el arbolado conserven más humedad y el riesgo de incendios virulentos sea generalmente menor. "El agua es esencial, es buena, a la vegetación le viene muy bien", insiste. Es cierto que la vegetación herbácea, los pastizales, crecen más y esto aumenta el riesgo en el inicio de los incendios. Pero "a rasgos generales es mejor". "Los grandes incendios se producen cuando llevamos uno o dos años con malas primaveras, como ocurrió en el 2017 con las primaveras secas de años anteriores", explica.

En estos días, el plan Infoca mantiene activos al 100% de sus efectivos, "al revés que los periódicos", bromea César Vicente. Todo para evitar que la provincia sufra un gran incendio. El último ocurrió hace ya más de una década. En el año 2007 el fuego en el interior del campo de tiro de Cerro Muriano se desbocó y acabó quemando miles de hectáreas del entorno. La prevención en la zona donde más riesgo de incendio forestal hay parece que funciona.

Etiquetas
stats