El delegado de Infraestructuras, David Dorado, da cuenta de contratos menores de obras.

El técnico de la Delegación de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba en cuya gestión la Fiscalía ha observado presuntos delitos de prevaricación y falsedad documental sigue en estos momentos supervisando contratos menores para el mismo área.

Según ha podido saber este periódico tras comprobar varios contratos menores y confirman desde el Consistorio, este funcionario, cuya gestión llevó al cese del concejal David Dorado, sigue ejerciendo como jefe de la Unidad de Mantenimiento de Edificios y Colegios Públicos del Ayuntamiento de Córdoba un mes y medio después de que la Fiscalía sembrara dudas sobre su trabajo.

A pesar de ello, el jefe de Mantenimiento de Edificios y Colegios Públicos sigue supervisando contratos municipales. En los últimos días, al menos han sido cuatro contratos menores: uno sobre la iluminación de la fachada principal y la que da al Templo Romano (por un importe de 39.500 euros más IVA); la reparación, saneado y pintado de muros en los Jardines de Orive (por valor de 26.549 euros sin IVA); el pintado del Centro Filarmónico Eduardo Lucena (21.455 euros más IVA); y la reforma del cuadro general del Centro de Adultos de Cruz Conde en Córdoba y Centro de Mayores Pozo de las Nieves en Trassierra (37.950 euros, IVA no incluido).

Según ha informado a este periódico el nuevo delegado de Infraestructuras, Antonio Álvarez, el citado técnico efectivamente "sigue ocupando el mismo puesto que ocupaba y no está separado del servicio". Álvarez ha recordado que su antecesor, David Dorado, sólo apartó a este funcionario "de los contratos relacionados" con los asuntos investigados por la Fiscalía, si bien el trabajador sigue ejerciendo sus labores como jefe de la Unidad de Mantenimiento de Edificios y Colegios Públicos.

No obstante, Álvarez ha anunciado que en las próximas semanas "va a haber cambios en el organigrama en Infraestructuras", donde, desde principios de diciembre, tampoco hay coordinadora general, ya que la otra persona cuya gestión fue puesta en duda por la Fiscalía de Córdoba ocupaba este cargo y fue cesada el 26 de noviembre.

Más de un mes desde aquello, la otra persona que podría ser objeto de investigación sigue en su puesto y supervisando contratos menores (un modelo que, precisamente este lunes, ya ha sido cambiado por el nuevo concejal, que ahora gestionará todo a través de plataformas públicas).

Una denuncia de IU y Podemos en mayo

Los hechos que podrían acabar en los juzgados fueron denunciados el pasado mes de mayo por los grupos municipales de IU y Podemos en el Ayuntamiento de Córdoba, que llevaron a Fiscalía una serie de contratos del área municipal de Infraestructuras sobre los que apuntaban sus sospechas de la comisión de posibles delitos como fraccionamiento de contratos y falsedad documental.

Una información reservada de la Asesoría Jurídica municipal sobre estos hechos fue aportada un mes más tarde por el propio gobierno municipal de PP y Cs, donde igualmente se señalaban irregularidades en las adjudicaciones hechas. Finalmente, la Fiscalía, tras varios meses, acordó llevar al juzgado el asunto al ver troceo de contratos, documentos falsos y vínculos familiares, entre otras cuestiones, en las adjudicaciones de dichos contratos.

Etiquetas
stats