IU y Podemos piden la dimisión del alcalde tras la detención del concejal David Dorado

Dorado sentado en el último Pleno del Ayuntamiento

Los grupos municipales de Izquierda Unida y Podemos han pedido este martes la dimisión del alcalde, José María Bellido, después de que la Policía Nacional detuviese este lunes al concejal David Dorado. Dorado fue delegado de Infraestructuras, presidente de Sadeco y miembro de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento por Ciudadanos.

“El alcalde ha intentado por todos los medios mantener el poder”, ha asegurado el portavoz de IU, Pedro García, quien ha señalado “su responsabilidad” para “ocultar todos los casos de presunta corrupción en este mandato”. Así, además del caso Infraestructuras ha aludido a las denuncias en el Instituto Municipal de Deportes o del Instituto Municipal de Turismo. “Hace dos años denunciamos que el concejal de Infraestructuras había cometido una irregularidad”, señaló.

García, en su comparecencia pública, hizo una cronología del caso. Así, señaló que el 19 de abril de 2021 “Dorado nos instó a que fuéramos al juzgado”, algo que finalmente hicieron. “Desde entonces el alcalde es conocedor de las irregularidades”. El regidor le retiró las competencias a Dorado “pero lo nombró portavoz para que cobrase más”. Entonces, señaló, “la Fiscalía ya investigó a la coordinadora de Infraestructuras, que no es un cargo cualquiera”, sostuvo García. “Aquí hay un solo gobierno, repite el alcalde”, asegura. “Por eso, aquí hay un responsable político”.

Pedro García ha criticado que no es hasta el 31 de enero de este año cuando el Ayuntamiento, tras un informe de la Asesoría Jurídica, se persona en el caso Infraestructuras. El juez llamó a declarar a Dorado, que tras eso “lo siguió siendo”. En su declaración, dice García, “señala al alcalde como responsable de irregularidades. Ya habla de un contrato de alumbrado público en Villarrubia”.

“El 15 de julio de este año, el alcalde dice que solo ve responsabilidades técnicas en esto. Sigue siendo portavoz el señor dorado. Portavoz y acusador del alcalde”, ha relatado el portavoz de IU, que aseguró que “seguimos diciéndole al alcalde que está mirando para otro lado”, hasta que el 29 de agosto el propio Dorado renuncia tras unas jornadas en las que dimitió, fue readmitido, cesado, se le abrió un expediente y finalmente se marchó.

“Todavía no hay asunción de responsabilidades desde el punto de vista político”, ha asegurado García, que insistió en que el 5 de octubre “Bellido dice que asume responsabilidades”. “¿Qué responsabilidad ha asumido?”, se ha preguntado. “¿Cuál va a asumir ahora?”. “Al alcalde, por acción o por omisión, esto se le ha ido de las manos. No puede seguir en el cargo”, dijo.

Por su parte, la portavoz de Podemos, Cristina Pedrajas, dijo que “esto se ha convertido en una serie de muchos capítulos” y que cuando se presentó la primera denuncia “no teníamos claro el alcance” del caso. “Todavía no tenemos claro si esto se queda en el área de Infraestructuras. Ya nos hace sospechar mucho más”, sostuvo.

“El alcalde en todo momento se ha puesto de perfil”, ha criticado, a la vez que ha sostenido que “el tiempo nos está dando la razón”. “¿Quiénes se han llevado el dinero y dónde está?”, se ha preguntado Pedrajas. “No nos basta con pedir a Dorado el acta de concejal. Bellido tendría que dimitir ahora mismo. Es una vergüenza para nuestra ciudad que siga en el cargo”, concluyó.

Reacción del PSOE

“Al Grupo Municipal Socialista le preocupa mucho el grave deterioro que está sufriendo la imagen de Córdoba, con su ayuntamiento envuelto en un presunto caso de corrupción. Y culpa directamente de ello al alcalde, por situarse de perfil y no tomar decisiones desde un principio, en definitiva, por no asumir la responsabilidad que le corresponde como primer edil”, ha asegurado el grupo municipal a través de una nota de prensa.

“Como representantes públicos nos duele mucho ver a nuestra ciudad envuelta en un caso judicial en el que se citan delitos de malversación, fraude e incluso organización criminal. Y nos duele porque pensamos en los cordobeses y cordobesas que depositaron su confianza con su voto en los concejales y altos cargos de PP y Cs, que son los que han provocado esta situación”, lamenta el portavoz José Antonio Romero.

“Casos como éste mandan un mensaje claro a los empresarios que pueden estar interesados en invertir aquí: Córdoba no es una ciudad que ofrezca las garantías necesarias para montar un negocio u optar a cualquier contrato en su ayuntamiento. De hecho, algunas de las empresas que estaban aquí instaladas ya se están marchando. Ésta, desgraciadamente, es la imagen que ha forjado Bellido con su dejadez, su incapacidad y su hábito de echar balones fuera y no asumir sus responsabilidades”, resalta Romero.

El portavoz también llama la atención sobre la paralización que sufre la delegación de Infraestructuras, un área de la que dependen gran parte de las actuaciones y obras que se realizan día a día en la ciudad. “Las calles de Córdoba están abandonadas. La denuncia es generalizada y nos la trasladan vecinos y colectivos cada vez que nos reunimos con ellos. Nunca han visto su ciudad tan sucia, tan oscura, con tantos desperfectos o con tantas goteras en los colegios, sin hablar del frío que pasan sus hijos e hijas en invierno y el calor que pasan en verano”, recuerda el edil socialista.

Etiquetas
stats