Eva Timoteo en la comparecencia pública para anunciar su dimisión.

La concejala de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Córdoba, Eva Timoteo (Cs), ha anunciado este miércoles su dimisión, después de que se conociera que, durante este mandato municipal, ha mantenido su actividad privada como procuradora de un despacho de la capital cordobesa, sin que el Pleno municipal hubiera tenido conocimiento y aprobado compatibilidad alguna sobre dicha actividad con la de concejala de la Corporación.

Timoteo ha hecho este anuncio después de haber defendido públicamente en estos días que no ocultó su doble tarea cuando hizo la Declaración de Bienes y Actividades al inicio del mandato, que se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y que su "único error" fue no pedir la compatibilidad en el Pleno. El alcalde, José María Bellido, la despojó la pasada semana de sus funciones, competencias y sueldo hasta que se aclarara la situación, mientras la delegación que ha ostentado en todo este mandato -Servicios Sociales-, quedaba en manos del PP y ella se preparaba para asumir con dedicación parcial las delegaciones de Participación Ciudadana, Igualdad y Solidaridad. Sin embargo, este miércoles ha acabado presentando su dimisión.

Lo ha hecho, explicando como una "decisión propia" y aludiendo a motivos personales como "el dolor y el sufrimiento demasiado grande para mi familia, amigos y quienes me quieren", después de que su situación la pusiera en el disparadero público y de la oposición. "Actué de buena fe y en el convencimiento de tener el amparo del Pleno, ha vuelto a reiterar. Y ahora ha considerado que, "la mejor perspectiva para aclarar esta situación será ya desde fuera de la política. Hasta hoy mi desempeño como concejal del Ayuntamiento de Córdoba".

"Errores fruto de la inexperiencia política"

"Pido perdón por mis errores fruto, como ya se ve, de una inexperiencia en política que intenté suplir dando todo lo que pude. Me voy con orgullo y dando gracias a Dios de haber podido ayudar a mi ciudad en los peores tiempos posibles", ha dicho en referencia a su labor al frente de Servicios Sociales en la pandemia del Covid19.

A partir de ahora, ha recordado, se abre un procedimiento en el Ayuntamiento para dilucidar el dinero que cobró indebidamente y que deberá devolver a las arcas municipales, según anticipan ya los informes del secretario de Pleno, que ha requerido de la Intervención que fiscalice este asunto y emita a su vez un informe sobre qué, cuánto y cómo debe devolver lo cobrado irregularmente por tener una tarea privada a la vez que al pública como concejala. "A partir de ahora toca seguir el procedimiento que corresponda", ha dicho Timoteo, que ha argumentado su dimisión para defender sus intereses en este asunto sin colisionar con los intereses del Ayuntamiento. "Es complicado y difícil compatibilizar, como yo entiendo la dedicación pública exclusivamente pensando en los demás, cuando hay que pensar en una, lo veo muy difícil".

Eva Timoteo ha agradecido el "respaldo" del grupo de Ciudadanos, así como el de sus socios de gobierno, el PP, de los concejales "leales" de la oposición, así como de compañeros y funcionarios de las delegaciones de Servicios Sociales e Igualdad, asociaciones y colectivos con los que trabajó en su dedicación como concejala.

Denuncia de su duplicidad de funciones

Fue hace un par de semanas cuando el grupo municipal de IU denunció esta situación y pidió el cese de Timoteo. Según la información que avanzaron y que después fue ratificada por la propia Timoteo, la teniente de alcalde de Servicios Sociales habría mantenido su actividad en el despacho, firmando como procuradora en casos llevados a los tribunales. IU ponía el foco también en que, además de ocultar la incompatibilidad de esta actividad al Pleno, su despacho trata asuntos sobre desahucios y cortes de suministros a hogares, cuando su dedicación municipal en Servicios Sociales atiende a este tipo de personas.

Eva Timoteo, que ha desempeñado el cargo de responsable de Servicios Sociales e Igualdad en el Ayuntamiento de Córdoba desde el inicio de este mandato municipal, reconocío ante el Pleno que había mantenido el despacho abierto, con una persona contratada, aunque firmando ella los documentos. No obstante, defendió que no ocultó su actividad privada y que era compatible con su función como concejala, pese a que la Ley de Compatibilidad en la administración señala que debe declararse cualquier otra actividad ajena al cargo público, contar con un informe del secretario del Pleno y ser el plenario de la Corporación quien apruebe o no la compatibilidad de las actividades.

La hasta entonces teniente de alcalde de Servicios Sociales señaló que no ocultó al secretario del Pleno su actividad privada como procuradora y que esta es compatible con su función como concejala en el Consistorio. En una intervención en la sesión plenaria de este jueves, explicó que "antes de jurar el cargo, como era mi obligación puse de manifiesto mi condición y ejercicio como procuradora al secretario del Pleno. Se lo hice saber porque no pretendeía abandonar mi puesto, porque entiendo el paso por la política de manera accidental y provisional. Llevo toda al vida ganándomela como procuradora de los triubunales".

"Esta circunstancia la puse de manifiesto. No hubo ni ocultación ni falta de transparencia. El secretario puede dar fe. Se me hizo saber que, tal como yo tenía consultado, el ejercicio de la procura y de un cargo público son compatibles. El secretario de Pleno me confirmó que tenía la certeza de que exitía la compatibilidad, con la única advertencia de que no podía llevar procedimientos contra la corporación municipal". Sobre el ejercicio de su actividad privada, Timoteo explicó que, desde que ostenta este cargo público, "estoy ejerciendo y me dedico exclusivamente a representar y defender los intereses de todos y cada uno de los ciudadanos a los que represento. En el despacho tengo contratada a una persona que interpone los procedimientos firmados por mí". "Ni piso un juzgado ni piso el despacho, como no sea para pagar los impuestos".

Sin funciones y sueldo

Tras esas explicaciones, el 17 de febrero, el alcalde firmó un decreto por el que se despojaba de funciones y sueldo a Timoteo, a la vez que Servicios Sociales pasaba a manos del PP y las competencias en materia de Participación Ciudadana, Igualdad y Solidaridad quedaban en la primera teniente de alcalde, Isabel Albás (Cs), como líder del grupo naranja, hasta que se aclarara la stuación de Timoteo.

Sin embargo, esta ha presentado su dimisión y ahora Ciudadanos deberá incorporar a la Corporación a otro de sus integrantes de la lista electoral con la que concurrió a los comicios de 2019. La siguiente en la lista era María Luisa Gómez Calero, a la vez exgerente del Imdeco que fue denunciada por su presidente y concejal de Cs Manuel Torrejimeno, por un supuesto delito de revelación de secreto que quedó archivado. Ella fue expulsada de Ciudadanos, pero la ley señala que ahora tendría la posibilidad de acceder como concejala del Ayuntamiento siguiendo la lista electoral.

Etiquetas
Publicado el
24 de febrero de 2021 - 11:34 h