Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Emacsa no subirá las tarifas por el momento y estudia la puesta en marcha de una red de aguas regeneradas

Embalse de San Rafael de Navallana

Alejandra Luque

0

La empresa municipal de aguas de Córdoba, Emacsa, ha aprobado el borrador de la ordenanza municipal reguladora de las medidas excepcionales aplicables al abastecimiento domiciliario de agua potable como consecuencia de la sequía; un documento en el que contempla la puesta en marcha de una red de aguas regeneradas. Se trataría, al fin y al cabo, de someter a las aguas residuales depuradas a un proceso de tratamiento adicional para destinarlas al riego, nunca para consumo humano ni para la industria alimentaria.

En una rueda de prensa, el presidente de Emacsa, Jesús Coca, ha insistido en que la sequía “no es un problema coyuntural de Córdoba y Andalucía”, sino “estructural, por lo que tiene que ser uno de los principales objetivos a paliar”. Por el momento, la empresa municipal ha descartado el incremento de los precios del agua. A este respecto, Coca ha apuntado que Emacsa “aún no tiene nada concretado”, ya que la entidad “está viendo con qué infraestructuras cuenta” para mejorar el abastecimiento del agua en la capital. Este plan de inversiones en materia hídrica sería a diez años vista.

Según estimaciones del concejal, el coste de esta red de aguas regeneradas sería de entre 20 y 30 millones de euros. Esta futura ordenanza facultará a Emacsa para la elaboración de un plan de gestión del riesgo del agua regenerada con el fin de producir, suministrar y utilizar este tipo de aguas. Córdoba podría producir en un año hasta 26 hectómetros.

Según cálculos de Coca, la ordenanza podría aprobarse dentro de cuatro o seis meses, después que el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba la apruebe inicialmente, sea sometida a información pública, presentada a organismos como el Consejo Social y el Consejo del Movimiento Ciudadano, y sea aprobada finalmente por el Pleno del Consistorio.

Las medidas que actualmente aplica Emacsa son tendentes a producir un 5% de ahorro de agua. En caso de que no lloviese en los próximos meses, el porcentaje subiría al 10%. ¿Cómo repercutiría esto en el consumo humano de agua? Coca afirma que no se producirían cortes, sino más restricciones en el riego o en el uso de fuentes de agua potable. Los riegos podrían contemplarse, ha afirmado, si la provincia afrontara un año y medio sin lluvias.

Restricciones, limitaciones o prohibiciones

El borrador de la ordenanza otorga a la Alcaldía del Ayuntamiento la potestad para tomar las siguientes medidas: prohibir o limitar el uso de agua potable para regar zonas verdes o jardines (públicos o privados), baldear calles, plazas, aceras o cualquier recinto (públicos o privados), llenar piscinas privadas y públicas, encendido de fuentes ornamentales diferenciando aquellas que dispongan y tengan en funcionamiento sistema de recirculación y reutilización, apagado de fuentes para consumo humano que no dispongan de elemento automático de cierre y se esté realizando un correcto uso de estas, limpiar vehículos que no sean primordiales, y suspender sistemas de refrigeración de agua.

Asimismo, podrán establecerse consumos excesivos de agua para uso doméstico y no doméstico aquellos superiores a 30 metros cúbicos por trimestre. Para ello, se activará un régimen tarifario previsto para situaciones de sequía.

Los incumplimientos de la ordenanza podrán ser calificados como leves, graves o muy graves. Será leve impedir, limitar o entorpecer las labores de Emacsa o del Ayuntamiento para el control e inspección de las instalaciones de abastecimiento a efectos de comprobar el cumplimiento de la ordenanza.

Será infracción grave la utilización del abastecimiento para cualquiera de los usos prohibidos o limitados en la ordenanza, clausurando Emacsa las instalaciones. La reiteración de los hechos se considerará como una infracción muy grave.

Etiquetas
stats