REPORTAJE

'¿Te desconozco de algo?': Cosmopoética revive en las aulas a las autoras de la Generación del 27

Actividad de Cosmopoética ¿Te desconozco de algo?.

Por las puertas de la clase de Tercero C de la ESO del IES Cántico entraba este martes la escritora Elena Román con motivo del Festival Cosmopoética, que vuelve en su 18 edición a trasladar la poesía a centros educativos y sociales. Para ello, se ha impulsado la actividad ¿Te desconozco de algo?, que cuela la lírica en la asignatura de Literatura, y que ha hecho que 20 alumnos de este centro recuerden a grandes escritoras desconocidas, en su mayoría, de la Generación del 27.

La escritora cordobesa Elena Román ha comenzado explicando que en esta clase distinta desaparecerían los clichés sobre la poesía porque "es algo para decir algo que no puedes decir de tú a tú y que tienes adentro". La sociedad piensa que con este género solo se habla de amor, pero la autora ha querido explicar a los jóvenes que también sirve "para contar lo tuyo, lo auténtico y darle humor y absurdo a la vida". A su vez, aclaró que tampoco se puede vivir de esto, "no es una profesión".

No es la primera vez que la poeta participa en este festival, aunque sí lo hace con esta nueva actividad en la que homenajea a "poetas que no suelen aparecer en libros de texto por ser mujer o no ser un autor convencional".

Aunque antes, en el aula, el recital ha comenzado con un poema del poeta rumano, Max Blecher y, a continuación, los alumnos han ido recitando los poemas que traían preparados de casa y que habían elegido libremente. La primera autora a la que quisieron hacer honor fue a la española Elena Martín Vivaldi, hija del primer alcalde republicano de Granada y que, según ha dicho Elena Román, "fue una de las primeras mujeres que fumó y utilizó pantalones". Martín ha sido homenajeada con los poemas Como lluvia, Noche estrella y Destino.

Tras el primer bloque, la coordinadora de la actividad ha recitado El hilo y la aguja de Javier Aguirre Gandarias. Elena Román se ha interesado por la elección de los poemas por parte de los alumnos a lo que una chica ha respondido que la motivación no era otra que los que les han llamado la atención. Como ha asegurado el profesor de Literatura, Jesús Cabello, los alumnos "están concienciados con la poesía, tienen la sensibilidad de quedarse con la impresión de un poema y con esa marca que ha dejado el poeta".

Tras esto, Elena ha introducido a la siguiente autora, Concha Méndez, con la obra Balada, leída por otro de los alumnos. Dentro de este bloque incluyeron también a las autoras Lidia Falcón y Pilar de Valderrama, todas ellas, excepto Falcón e Incluida Martín Vivaldi, formaron parte de la Generación del 27.

Antes del último bloque, Elena recordaba a Aníbal Núñez quien "no era un autor convencional" por lo que "le hacían el vacío" y del que también ha destacado su muerte a los 43 años, "aunque a vosotros os parecerá que era muy mayor", ha apostillado. En estas últimas intervenciones de los estudiantes aparecieron Carmen Conde, Rosa Chacel, María Teresa León, Rosario de Acuña, Celia Viñas, Susana March y Sofía Casanova. De esta última, fueron dos alumnas las que se grabaron en vídeo para la lectura de Poesía del destierro. Las hermanas aseguraron haberlo elegido por la sorpresa de que compartían apellido con la autora.

A pesar de la variedad de escritores, no se han podido evitar las coincidencias a la hora de elegir los poemas en dos ocasiones. Y también ha habido quien ha repetido y ha leído dos poemas diferentes. Para finalizar, la autora les ha preguntado qué les había parecido la actividad y, aunque las respuestas han tardado en llegar, todas han sido positivas. "Han sido unos poemas muy bonitos", señalaba una alumna. E incluso hubo quien quiso repetir.

En resumen, la autora les ha querido enseñar que "todo tipo de gente puede escribir". Además, ha confesado haber suprimido el último poema que tenía preparado. A cambio ha preferido "dedicar dos minutos a charlar con ellos". Por su parte, tras escuchar las diversas opiniones sobre el taller, el profesor les ha pedido que se hagan una foto con la invitada.

Y, al sonar el timbre que anunciaba el cambio de hora y de asignatura, los alumnos han aplaudido en agradecimiento a la escritora y algunos se han acercado a conocerla más de cerca. No han podido alargar demasiado la charla. A ellos les tocaba volver a clase, mientras que Román se iba con la poesía a otra parte.

Porque, tras el IES Cántico, la poeta visitaba la Asociación Cordobesa de Parálisis Cerebral y otras afecciones similares (Acpacys) con una actividad del mismo ciclo. Así, a diferencia de los escolares, los usuarios del centro han podido disfrutar de un recital de poesía acompañado de la música de El Vera con quien la autora ha hecho "un tándem" poético-musical de lo más estimulante.

Etiquetas
Publicado el
17 de noviembre de 2021 - 05:00 h
stats