El cogobierno se enfrenta el miércoles a su primera gran votación tras la salida de David Dorado

Pleno Ordinario de octubre.

El próximo miércoles a las 11:30 el gobierno local del Ayuntamiento de Córdoba se enfrenta a su primera gran votación después de la salida de David Dorado, ex de Ciudadanos, al grupo de concejales no adscritos. A esa hora está previsto que arranque el Pleno que tiene que validar el proyecto de ordenanzas fiscales para el año 2023, los impuestos y tasas públicas que cobra el Ayuntamiento. El jueves, la Comisión de Hacienda los aprobó con los votos a favor de PP y Ciudadanos, la abstención de Vox y el rechazo del resto de la oposición.

Ahora, en el Pleno, el cogobierno necesita o bien del apoyo de Vox o bien de la abstención, como mínimo, de David Dorado para sacar adelante las ordenanzas fiscales. Sin ellas, el equipo de gobierno no podrá seguir adelante con el trámite de elaboración de los presupuestos municipales para el próximo año, el último del mandato.

La salida de Dorado ha dejado al cogobierno en minoría. El PP tiene nueve concejales más los cuatro de Ciudadanos suman un total de 13. En la oposición están los ocho del PSOE, los tres de Izquierda Unida y los dos de Podemos, que suman otros 13. El desempate lo suele resolver Vox, pero a partir de ahora ya no valdría su abstención. Si David Dorado votase en contra, el cogobierno requerirá del voto afirmativo de Vox. Y si no hay ordenanzas no habrá por tanto presupuestos.

Tras la aprobación en la Junta de Gobierno Local, los socios del gobierno municipal destacaron que estas ordenanzas supondrían “la cuarta bajada de impuestos del mandato”.

En concreto, se bajarían cuatro impuestos: el IBI rústico se reduciría un 1%; el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica bajaría un 1%; el ICIO (Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras) bajaría un 2%; y el impuesto sobre terrenos de naturaleza urbana -la plusvalía-, bajría un 1%. En este último impuesto se modifica el requisito de que a los mayores que fallezcan viviendo en una residencia donde están censados, se le reconoce para sus herederos su anterior vivienda como la habitual.

La propuesta de PP y Cs mantiene “congeladas” las tasas, según explicó el teniente de alcalde de Hacienda, Salvador Fuentes, así como las bonificaciones, que no sufren modificaciones en este proyecto de ordenanzas fiscales para 2023.

Con la bajada de estos impuestos, el gobierno municipal ha contabilizado la reducción a lo largo del mandato: El ICIO ha bajado un -12,24%, la Plusvalía un -8,27%, el IBI rústico un -13,93% y el Impuesto de Vehículos un -9,74 %.

Etiquetas
stats