El Ayuntamiento destina 12.000 euros a Fepamic para el proyecto 'Desarrollo infantil'

Fachada del Ayuntamiento de Córdoba.

El Ayuntamiento de Córdoba ha aprobado un convenio por el que destina 12.000 euros a la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (Fepamic) para la realización del proyecto 'Desarrollo infantil' destinado a mejorar las condiciones de diez niños que puedan presentar alteraciones del trastorno del procesamiento sensorial (TPS), retraso en el desarrollo, dificultades de aprendizaje, parálisis cerebral, discapacidad intelectual, TEA, TDAH, retraso y/o alteración del lenguaje, dificultades para gestionar sus emociones, etcétera.

Según recoge el proyecto, consultado por Europa Press, la Fundación Fepamic pretende aunar esfuerzos en torno a la necesidad de "conseguir recursos económicos para apoyar a las familias con niños con discapacidad, financiar terapias centradas en favorecer el desarrollo del niño posibilitando el alcance de su máximo potencial y facilitando así su plena integración familiar, social y escolar, contribuyendo a la mejora de su calidad de vida y la de sus familias".

Los tratamientos de desarrollo integral --logopedia, estimulación neurológica, rehabilitación física, etcétera--, debido a su alto componente de interdisplinariedad y profesionalidad, son terapias con "un coste muy elevado al que las familias no pueden hace frente por la cantidad semanal de sesiones y la duración de las mismas", según detallan desde Fepamic.

En este sentido, señalan que "no recibir estos tratamientos de niños a edad temprana supone un déficit importantísimo en su desarrollo, que condicionará su vida futura".

Entre los objetivos específicos del tratamiento se marcan "reducir los efectos de una deficiencia o déficit sobre el conjunto global del desarrollo del niño mediante una intervención y tratamiento especializado directo al niño"; "optimizar, en la medida de lo posible, el curso del desarrollo del niño interviniendo, tanto en la familia para reforzar sus mecanismos de adaptación y de acción, como en los entornos socio-educativos en los que se desenvuelve".

También, persiguen "evitar o reducir la aparición de efectos o déficit secundarios asociados a situaciones de alto riesgo desarrollando programas de seguimiento coordinados entre los distintos servicios socio-sanitarios-educativos"; "articular redes de coordinación con los servicios socio-sanitarios-educativos que permitan una actuación eficaz, global y coordinada sobre el niño, la familia y el entorno".

Igualmente, plantean "introducir mecanismos que faciliten la integración y normalización del niño en su espacio vital como eliminación de barreras y adaptaciones a necesidades específicas"; "promover actuaciones sobre la comunidad que favorezcan la integración, normalización y convivencia con las personas discapacitadas".

Asimismo, se fijan "colaborar en campañas de información-formación de la población general en los aspectos relacionados con el desarrollo infantil con el fin de desarrollar programas de prevención primaria", así como "fomentar la formación permanente de los profesionales que integran el Centro de Desarrollo infantil como criterio de calidad de las intervenciones realizadas en el centro".

En concreto, los destinatarios son diez niños con alteraciones o trastornos en su desarrollo, permanentes o transitorios, o que sufren el riesgo de padecerlos, como trastorno del procesamiento sensorial (TPS), retraso en el desarrollo, dificultades de aprendizaje, parálisis cerebral, discapacidad intelectual, TEA, TDA-H, retraso y/o alteración del lenguaje, dificultades para gestionar sus emociones, etc.

El período de ejecución es del 1 junio de 2021 al 31 de diciembre de este mismo año y las terapias serán realizadas por el servicio de Desarrollo Infantil de la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica, como servicio externo a la Fundación Fepamic, siendo ésta la encargada de abonar el coste de las sesiones de los niños seleccionados para el proyecto, a través de la subvención recibida desde la Delegación de Inclusión y Accesibilidad.

Tratamientos

Se financian tratamientos de estimulación global; estimulación sensoriomotriz; estimulación cognitiva; estimulación psicomotriz; fisioterapia; logopedia; atención domiciliaria; orientación familiar, y seguimiento.

En todos los casos la intervención comienza con una evaluación, diagnóstico y determinación de las necesidades del niño, siempre en su dinámica familiar, recurriendo a las áreas de especialidades --fisioterapeuta y logopeda--, para la evaluación y el asesoramiento sobre aquellos aspectos concretos que se considere necesario.

A partir de este primer diagnóstico y valoración del niño en su dinámica familiar se establece el pertinente programa individualizado de seguimiento o de tratamiento que dé respuesta adecuada a las necesidades detectadas. Cualquiera de estos programas es desarrollado de forma coordinada por el Equipo Multiprofesional.

En los casos de niños de riesgo no siempre va a considerarse necesario elaborar un programa de intervención directa sobre el niño. No obstante, dadas las edades tan tempranas en las que se trabaja, sí puede ser necesario un control del nivel madurativo del niño expuesto a la condición de riesgo y de la actitud que su familia adopta ante las orientaciones que puedan habérsele facilitado para paliar esa situación de riesgo.

Para ello, se articula un Programa Individualizado de Seguimiento, entendiendo como tal aquel en el que no existen objetivos de tratamiento específicos y en el que no se realiza una intervención directa con el niño. En el programa de seguimiento, de forma periódica y durante el tiempo que se estime oportuno, la Unidad de Diagnóstico y Orientación vuelve a ver al niño y su familia con el objetivo de controlar que el niño esté siguiendo unas pautas evolutivas normalizadas y dar a la familia las orientaciones pertinentes para contribuir a su óptimo desarrollo.

La periodicidad de esas observaciones es flexible, siendo establecida cada nueva visita al centro en función de la edad del niño y de las previsiones de las próximas adquisiciones claves.

En otros casos, en niños con patología o alteración en el desarrollo, manifiesta o en situación de riesgo, se estima oportuna la intervención directa del equipo multiprofesional. Con tal fin se elabora un Programa Individualizado de Tratamiento o de Intervención en Desarrollo infantil, entendiendo como tal aquel en el que existen objetivos de tratamiento específicos y en el que se realiza una intervención directa con el niño y su familia. En el Programa de Tratamiento pueden participar distintos servicios de intervención, según las necesidades detectadas en el niño y/o su familia.

Se realizará una evaluación inicial de cada niño y una evaluación al finalizar el año, relacionadas ambas con los objetivos que determinen en el programa individualizado de tratamiento, estableciendo así el grado de consecución de objetivos.

Etiquetas
Publicado el
5 de julio de 2021 - 04:00 h