Los alumnos del Conservatorio piden una solución: “No sabemos qué va a pasar con nuestro futuro”

Concentración de estudiantes del IES López Neyra

Tras la sentada del pasado viernes a las puertas del Conservatorio Profesional Músico Ziryab, los alumnos acogidos al Plan Musical se han concentrado este jueves en la entrada del IES López Neyra. Los afectados han pedido una solución a la Lomloe, y el Real Decreto 984/2021 del 16 de noviembre, que les imposibilita continuar compatibilizando sus estudios de bachillerato con el Conservatorio, y lo han hecho a través de la música.

Como han dejado claro con el manifiesto que han leído, estos alumnos llevan compaginando sus estudios con la música o la danza desde que tenían ocho años. Aprovechando “cada hora del día para estudiar, ensayar, asistir a clases, bailar, tocar un instrumento, aprender” y continuar formándose.

Los estudiantes eligieron su matrícula “con la libertad que la norma permitía, reduciendo la carga lectiva y organizando horarios para optimizar el tiempo”. Sin embargo, a mitad de curso, el pasado 27 de enero, conocieron la noticia de que la nueva Ley, no les permite simultanear sus estudios.

Teresa Méndez ha leído el manifiesto en representación de todos los jóvenes afectados. “La ley en vez de ayudarnos, nos corta las alas, nos limita y nos coarta”, han señalado. En el mismo documento han declarado que no están de acuerdo con ninguna de las soluciones que les ofrecen “porque para muchos de nosotros será abandonar nuestros sueños”.

Durante su concentración los alumnos han ido interpretando varias piezas musicales e incluso una canción que han compuesto y en la que se han dirigido a la ministra de Educación. Ana Luque ha interpretado una farruca junto a sus dos compañeros, Antonio Jurado y Candela Vanderlinden. En su caso, Ana tiene claro que su primera opción es hacer estudiar el superior de música, sin embargo, entiende a sus compañeros y asegura que están viviendo con “mucha incertidumbre”. “Estamos en el limbo, no sabemos qué bachillerato estamos haciendo”, ha expresado a Cordópolis.

La situación además de la incertidumbre les interfiere en su hábito de estudio, según ha detallado Ana: “no estoy estudiando mucho porque digo a lo mejor no me va a servir de nada”. En el caso de Teresa combina quinto de guitarra clásica y el bachillerato de ciencias, y tiene muy claro que quiere estudiar bioquímica. Sin embargo, quiere terminar el profesional. Teresa ha expresado su preocupación ante la situación: “no veo una solución pronto aunque estamos dando opciones”.

Padres, profesores y alumnos han aplaudido al resto de estudiantes que han ido tocando distintos instrumentos y cantando durante la concentración para seguir exigiendo una solución y mostrando su talento.

Etiquetas
stats