El 70% de los cordobeses están expuestos a niveles de ruido perjudiciales para la salud

Tráfico en Córdoba

El 70% de los cordobeses están expuestos a niveles de ruido perjudiciales para la salud, un problema que molesta al 12% de la población. Son los datos del ranking del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) de Ciudades, un proyecto en curso cuyo objetivo es estimar el impacto en la salud de la planificación urbana y del transporte en 1.000 ciudades europeas, entre ellas la capital cordobesa.

Este proyecto de investigación evalúa diversas exposiciones ambientales, como la contaminación atmosférica, la falta de exposición a espacios verdes, el ruido del tráfico rodado y los efectos de la isla de calor para ciudades de más de 30 países europeos y establece diferentes clasificaciones con los resultados.

El tráfico rodado, señalan, es uno de los principales riesgos ambientales para la salud y el bienestar. Este estudio ha estimado por primera vez los impactos del ruido del tráfico rodado en la salud para un gran número de ciudades de Europa de forma simultánea. Para ello, se centró en las elevadas molestias causadas por esta fuente de ruido y la mortalidad por causas de cardiopatía isquémica (CI).

El equipo de investigación estimó la proporción de población expuesta a niveles de ruido perjudiciales para la salud (más de 55 dB Lden), la proporción de población altamente molesta y el número anual de muertes evitables. En esta fase del estudio no fue posible incluir todas las 1.000 ciudades por falta de datos. Se dispone de estimaciones para 749 ciudades, entre ellas Córdoba, que muestra niveles negativos en cuanto al ruido del tráfico y su impacto para los ciudadanos.

Así, según este proyecto, el 12% de los cordobeses vive con molestia debido al tráfico en la ciudad. ISGlobal apunta a que se podrían evitar siete muertes por enfermedad coronaria o cardiopatía isquémica sencillamente cumpliendo las recomendaciones sobre niveles de ruido.

Contaminación atmosférica y espacios verdes

La primera fase del proyecto se centra en la contaminación atmosférica, centrándose en la mortalidad anual debido a esta causa. Así ha elaborado dos clasificaciones a partir de los resultados: una para las partículas finas (PM2,5) y otra para el dióxido de nitrógeno (NO2). En este ámbito, Córdoba ocupa el puesto 523 de 858 en cuanto a muerte por partículas finas, y el 598 por dióxido de nitrógeno. Es decir, se sitúa en la zona media baja de la tabla en este ámbito.

El estudio considera que se podrían evitar 190 muertes por esta cuestión en Córdoba si se aplican las nuevas Directrices Mundiales de Calidad del Aire de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobadas en 2021.

En cuanto a la falta de exposición a los espacios verdes en las ciudades, Córdoba no tiene datos tan positivos. El equipo de investigación estimó la mortalidad anual debido a esta causa y elaboró dos clasificaciones a partir de los resultados: una para el índice de vegetación de diferencia normalizada (NDVI) y otra para el porcentaje de superficie verde (%GA). En estos dos ámbitos, Córdoba ocupa el lugar 209 y 463, respectivamente (teniendo en cuenta que el número 1 es la ciudad que tiene la mayor carga de mortalidad atribuible).

Entiende este estudio que el 66% de los cordobeses vive por debajo del nivel de vegetación deseable y el 63% por debajo del porcentaje de superficie verde idóneo. Además, se podrían evitar 89 muertes con aplicar las directrices de la Organización Mundial de la Salud en este sentido.

Etiquetas
stats