Un lince se vuelve a Córdoba, donde nació, tras ser trasladado a un parque natural a 600 kilómetros de distancia

Un lince ibérico en el CREA de Los Villares | ÁLEX GALLEGOS

Carla es una hembra de lince ibérico que fue liberada en febrero de este año en el parque de Cabañeros, en Castilla La Mancha. El animal había nacido en Córdoba, en la sierra que une el parque de Cardeña-Montoro con Andújar. Según ha adelantado el periódico local Lanza Digital, el animal ha decidido emprender el camino de vuelta y tras recorrer 600 kilómetros ya está de nuevo en Córdoba.

Según este periódico digital, "su última ubicación por satélite, del mes de julio, la sitúa en la provincia de Córdoba, en el entorno del campo de maniobras del Ejército de Cerro Muriano, relativamente cerca del lugar en el que nació en 2006".

Por su parte, según han informado a Efe el director del Parque Nacional de Cabañeros, Ángel Gómez Manzaneque, durante los últimos meses Carla ha venido ofreciendo información detallada del viaje que ha realizado en todo este tiempo, por dónde ha pasado y en qué zona se ha movido para cazar y descansar.

Los conservacionistas consideran que lo que ha hecho Carla es una hazaña. Se trata de una hembra de lince mayor, que sufrió heridas en el pasado y a la que le faltan dientes.

El recorrido de esta lincesa es increíble. Desde Cabañeros, ha ido aprovechando toda la mancha de monte hasta llegar al término municipal de Córdoba capital, en la zona del Guadalmellato, donde ya está de nuevo localizada.

El director del Parque Nacional de Cabañeros ha asegurado que Carla, además de demostrar que ha tenido una experiencia enorme de vida, ha aportado dados muy interesantes sobre los futuros pasillos por lo que se pueden comunicar "las dos poblaciones mas pujantes de presencia de lince, los Montes de Toledo y el conjunto de Andújar, Cardeña-Montoro".

Etiquetas
stats