La Junta pide a la Iglesia “contundencia” contra el cura acusado de abusos

El cura, tras ser detenido por la Guardia Civil.

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha pedido a la “autoridad eclesiástica” que tome “medidas contundentes” para “alejar del ejercicio” del sacerdocio al cura titular en Espiel, acusado ya formalmente por la Fiscalía Provincial a una pena de seis años de cárcel por un presunto caso de abusos sexuales a una menor, de solo diez años, ocurridos en la sacristía de la iglesia de Villanueva del Duque en 2015.

El sacerdote sigue en activo pese a que fue detenido por la Guardia Civil, la jueza de Pozoblanco dictó una orden de alejamiento de la menor y, además, tiene antecedentes penales por delitos de terrorismo por los que fue condenado en los años ochenta, según reveló este periódico.

En declaraciones a los periodistas en Sevilla antes de inaugurar unas jornadas sobre la nueva Ley de Servicios Sociales, la consejera de Igualdad espera que las acciones de la iglesia católica “vayan en la línea del Papa Francisco en esta materia”. “No pasa nada por tener cautela mientras se instruye una investigación. Es mejor apartar porque hay personas que pueden estar sometidas a este tipo de abusos”, dijo la consejera, en unas declaraciones recogidas por Canal Sur Radio.

Según consta en la calificación de la Fiscalía Provincial, a la que ha tenido acceso este periódico, el acusado habría abusado, supuestamente, de una niña de diez años que ejercía las labores de “monaguillo” en su parroquia de Villanueva del Duque. I. M. V. llegó a ser detenido por la Guardia Civil tras la denuncia presentada por la familia de la niña. La titular del Juzgado de Pozoblanco, que dictó una orden de alejamiento aunque lo puso en libertad, dio veracidad a unos hechos que ahora son ratificados por la Fiscalía. El Obispado mantiene en activo a este sacerdote, aunque lo ha trasladado a Espiel, donde es responsable de su parroquia.

Etiquetas
stats