La Junta dice que el Rey Heredia “está haciendo una buena labor social”

Rafi Crespín | ÁLVARO CARMONA
La delegada del Gobierno confía en colaborar con la Acampada Dignidad para que en su comedor se ofrezcan productos “con todas las garantías alimentarias” después de la sanción impuesta por Sanidad

A pesar de la sanción impuesta por la Delegación de Sanidad a la Acampada Dignidad que, desde hace casi dos años, ocupa el antiguo grupo escolar Rey Heredia, la Junta asegura que allí se “está haciendo una buena labor social” con la cocina abierta. Esta semana, la Acampada Dignidad ha recibido una multa de 5.300 euros por haber abierto un comedor sin haberlo comunicado previamente a la autoridad competente, la Delegación de Salud. Esta mañana, la delegada del Gobierno de la Junta en Córdoba, Rafi Crespín, ha insistido en que confía en que se pueda “hacer lo posible” por colaborar y que en el Rey Heredia se distribuya comida en su comedor “con garantía y seguridad alimentaria”.

La delegada del Gobierno respondió así a preguntas de los periodistas, después de que esta semana se conociera la sanción. Así, Rafi Crespín insistió en que ahora mismo el expediente está “en periodo de alegaciones” y que los sancionados pueden alegar contra “los motivos que Salud puso encima de la mesa”.

Se trata de dos multas. La sanción más importante, por 5.000 euros, corresponde a una infracción administrativa por el hecho de no haber comunicado la apertura de un establecimiento alimentario con anterioridad a su puesta en marcha, y se deduce de la inspección que se llevó a cabo el pasado 23 de marzo. Dicho expediente sancionador se inició a instancias del anterior gobierno municipal del Partido Popular, que procedió a denunciar ante las autoridades sanitarias a la Cocina Abierta del Rey Heredia “tras cortar el suministro de agua al Rey Heredia, sabedor de que no contar con suministro de agua corriente impedía continuar con la actividad del comedor”, según ha denunciado Acampada Dignidad.

PALACIO DE CONGRESOS

Por otra parte, la delegada manifestó, también a preguntas de los periodistas, que la empresa encargada de las obras de reforma del Palacio de Congresos de la calle Torrijos no ha tomado “ninguna acción” después de que la Junta le comunicase que procedía a rescindir el contrato de los trabajos por incumplimiento. Así, Crespín aseguró que en estos momentos el gobierno andaluz está trabajando en levantar un acta de cómo están exactamente las obras, tanto para poder liquidar con la empresa saliente como para iniciar un nuevo proceso de contratación.

En cuanto a la cesión al Ayuntamiento del Centro de Recepción de Visitantes de la Puerta del Puente, Crespín también detalló que se está trabajando en la misma, después de recibir además la propuesta del teniente de alcalde de Turismo del Consistorio, Pedro García.

Etiquetas
stats