Julio Anguita imparte una clase magistral a Ganemos

Julio Anguita y Rafa Blázquez | MADERO CUBERO
El exalcalde de Córdoba explica a la agrupación de electores su experiencia en la elaboración colectiva y en la participación ciudadana al frente del Ayuntamiento

Han pasado más de tres décadas pero en algunos aspectos la experiencia de los primeros ayuntamientos democráticos de Córdoba sigue siendo un referente como experimento de elaboración colectiva de programas políticos y en la participación ciudadana para la ejecución de las mismas. Julio Anguita estuvo al frente de ese Consistorio, único en España gobernado por comunistas, y esta noche ha explicado ante un repleto salón de actos del IES Góngora, su experiencia. A su derecha, el fundador de Izquierda Unida tenía sentado a Rafael Blázquez, candidato de Ganemos a la alcaldía de la ciudad. Y a su izquierda, a Vicky López, la número dos de la lista.

"La democracia no es solo participación, no es solo votar y ya está. Hay que añadir un tercer aspecto: saber. Hay que saber para entender y poder cambiar las cosas", ha insistido a lo largo de toda su intervención Julio Anguita. Tirando de una analogía religiosa, ha comparado la clase política con aquellos sacerdotes que oficiaban misa en latín sin que los parroquianos entendiesen nada de lo que decían. "Para que haya participación ciudadana hay que hacer laica la política, todos la tienen que entender para poder formar parte", ha insistido.

Ejemplos. Tras toda una vida en la res publica a Anguita le sobran anécdotas con las que exponer sus ideas. Esta noche ha hecho varios viajes al pasado, como cuando en 1984, con Alternativa por Andalucía recién creada, decidieron hacer de la elaboración colectiva un eje vertebrador de su futuro programa electoral. "Queríamos que los ciudadanos debatieran alternativas para su entorno; queríamos hacer que la gente se volviese responsable. Así se va a haciendo pueblo".

Advertencias. Aquel trabajo de elaboración y participación ciudadana que se inició en Córdoba y se trató de llevar al conjunto de Andalucía con el impulso de Izquierda Unida fue decayendo con los años. El propio Anguita reconoce que nunca tuvo demasiado éxito en su acogida. "Creo que nunca superamos el 5 o 6% de participación en las asambleas", ha señalado al recordar sus reuniones con colectivos y vecinos para decidir la dirección de aspectos de las políticas municipales. "En parte fue por errores nuestros de políticos que no queríamos ser esos sacerdotes pero que caíamos en esa misma inercia", indica Anguita. "Pero en parte también se debe a que, en general, el pueblo no quiere saber. España es un país en el que, por ejemplo, estaba prohibido leer la Biblia porque no se quería que el pueblo supiese. Y el yugo de tiranos, como Fernando VII o Francisco Franco, ahondaron ese miedo a la libertad", recordó.

Cambiar las cosas desde dentro, desde las instituciones, como anuncia Ganemos que hará en el Ayuntamiento, no es sencillo. Pero Anguita les recomienda que sean listos. "No se puede ir de frente. Buscad los retazos de sus propias leyes, buscad leyes que no conozcan. Estudiad. Porque siempre hay salidas e interpretaciones que os pueden ayudar", les ha dicho. "Si somos de izquierda y entramos en una administración que no lo es, nos vamos a encontrar en una situación un poco esquizoide pero hermosa: vamos a tener que administrarla y cambiarla al mismo tiempo. Eso es muy difícil pero es muy bonito", concluyó.

Etiquetas
Publicado el
29 de abril de 2015 - 23:25 h
stats