Interceptan carne transportada sin frío que iba a ser vendida en Córdoba

Carne interceptada en Lora del Río.
La Policía Local de Lora del Río (Sevilla) descubrió una furgoneta sin refrigerar repleta de alimentos que iban a ser vendidos en Lucena, Palma del Río, Écija y Cantillana

El Ayuntamiento de Lora del Río, a través del Servicio de Policía Local (Concejalía de Seguridad Ciudadana) informa que con motivo de la campaña de vigilancia y control de camiones y furgonetas promovida por la Dirección General de Tráfico, en la tarde del lunes 15 de febrero, agentes de este cuerpo dispusieron un control de vehículos en la calle Antonio Machado, y en la inspección de una furgoneta marca Peugeot Boxer, se comprobó que transportaba productos alimentarios entre los que se encontraban productos cárnicos y lácteos perecederos cuyo transporte debe realizarse en vehículos con equipos de refrigeración a temperatura controlada. Los productos iban a ser vendidos en carnicerías de Lucena y Palma del Río, en la provincia de Córdoba, según ha informado el Ayuntamiento de este municipio sevillano.

Entre la mercancía transportada, y mezclados con otros tipos de alimentos, fueron encontrados productos cuya temperatura de conservación y transporte oscilaba entre los -18° C y los 6°C, habiéndose roto la cadena de frío por lo que algunos productos se encontraban descongelados o en estado de semidescongelación. Igualmente se comprobó que algunos productos cárnicos se encontraban sin envasar y sin etiquetado.

Ante la comprobación del grave riesgo para la salud que supondría la comercialización de estos alimentos, se procedió a la intervención cautelar de los mismos, siendo trasladado el vehículo y su carga a dependencias policiales.

Solicitada de inmediato la presencia del control oficial de Salud Pública en la Jefatura de Policía para que dictaminase la aptitud para el consumo de los diferentes alimentos inmovilizados, fue levantada acta por el inspector del Distrito Sanitario Aljarafe-Sierra Norte del Servicio Andaluz de Salud en la que se confirmaba que los alimentos no eran aptos para el consumo por interrupción de la cadena de frío y por carecer algunos de etiquetado, por lo que la mercancía debía ser destruída en un establecimiento autorizado.

En base a lo expuesto, se procedió al decomiso de los alimentos no aptos para el consumo y se pusieron a disposición de la autoridad competente en materia de consumo del Ayuntamiento de Lora del Río. Del mismo modo, la Policía Local instruyó diligencias por si los hechos pudieran ser constitutivos de un delito contra la salud pública.

Los alimentos comercializados por una empresa de origen rumano eran transportados desde Madrid y tenían como destino establecimientos regentados por personas de la misma nacionalidad repartidos por localidades de Sevilla y Córdoba, entre las que estaban Lucena, Palma del Río, Écija, Cantillana y un establecimiento sito en calle Llano de Jesús de Lora del Río.

Etiquetas
stats