El informe de la Mezquita que Ambrosio guarda bajo llave

Interior de la Mezquita-Catedral | MADERO CUBERO
El secretario del Pleno entregó ayer a Ambrosio y a Pedro García un documento jurídico en el que se abre la vía para impugnar la inscripción del monumento a cargo de la Iglesia | Lavela considera nula la cesión de Fernando III apelando al Derecho Romano

Solo hay dos copias y se guardan bajo llave en el despacho de la alcaldesa, Isabel Ambrosio, que desde ayer cuenta con un documento por escrito, aunque solo es un borrador, en el que dan argumentos jurídicos que abren la vía para reclamar e impugnar la inscripción, a cargo de la Iglesia, de la Mezquita Catedral que el secretario del Pleno considera “nula de pleno derecho”. Una bomba que solo conocen Ambrosio, Lavela y Pedro García (IU), presentes en una reunión que se prolongó durante cerca de una hora en la planta noble de Capitulares.

¿Qué dice el borrador de informe? Poco se ha sabido de él porque se quiere mantener total discreción, máxime a menos de dos semanas de la Semana Santa, sobre un documento de quince páginas que se remonta al origen: la cesión a la Iglesia del monumento por parte de Fernando III a finales de junio del año 1236 y que se prolonga a lo largo del tiempo hasta la polémica modificación de la Ley Hipotecaria del gobierno de Aznar, en el año 1998, por la que se confiere potestad de inmatricular bienes no inscritos a los obispos y solo a los obispos. Según las fuentes consultadas, el informe se opone frontalmente a este hecho y es muy crítico con el papel del registrador, indicando que una ley no puede estar por encima de la Constitución. Los argumentos concretos solo los conocen los tres interlocutores en la reunión.

Las fuentes consultadas por este medio precisaron que el secretario elabora este informe motu proprio tras recibir la petición del Partido Popular para que certifique que la Mezquita nunca ha estado en el inventario municipal de bienes y, paralelamente, la de Pedro García para que investigue la historia de la inmatriculación en busca de vías para un hipotético recurso de la inscripción del monumento a nombre del Cabildo.

A partir de ahí, Lavela se remonta a la Edad Media y señala que la cesión a la Iglesia por parte del rey Fernando III es “nula de pleno derecho”. Para ello emplea el argumento del res sacre, contemplado en el Derecho Romano, por el que hay bienes que no pueden estar sujetos al comercio de los hombres, entre ellos aquellos dedicados al culto. Este argumento se puede actualizar bajo el prisma de que el bien Patrimonio de la Humanidad, por definición, no puede pertenecer a nadie por su propia condición de universalidad.

De la misma manera, y siempre según las fuentes consultadas, en el informe se llega a poner en cuestión la ceremonia histórica de toma de posesión de la Iglesia, presente en la web del Cabildo, consistente en trazar con un báculo una cruz en diagonal  sobre una faja de ceniza en el pavimento de la Mezquita.

¿Cambia algo este borrador? Sí y no. Por un lado, el gobierno municipal ya tiene un argumento por escrito de que existe una vía o un argumento para impugnar el registro de la Mezquita a nombre del Cabildo. De otro lado, el borrador es solo eso, un borrador, que necesita de la orden política para convertirse en un informe oficial y poder desencadenar algún tipo de acción, que necesariamente tendría que venir de la mano de los servicios jurídicos de Capitulares, que también tendrían que valorar las posibilidades de que estos argumentos pudieran plantearse y tener opciones de ganar en un pleito que, para empezar, sería caro y elevaría al máximo la tensión con el Cabildo.

Mientras que esto se decide, lsabel Ambrosio es la única que tiene la llave, tanto en el sentido figurado como en el literal, para abrir este debate que, no lo olvidemos, figura en el punto 40 del pacto de gobernabilidad con IU y Ganemos.

Etiquetas
stats