Un informe declara “inhabitables” 7 bloques de 105 pisos en Cañito Bazán

Vecinos del bloque siniestrado, recogiendo cosas tras el incendio | MADERO CUBERO
El arquitecto contratado por la comunidad de propietarios a instancias de la Gerencia de Urbanismo concluye que los daños provocados por el incendio en el bazar chino son mucho más graves de lo que se calculó en principio

Siete bloques con 105 viviendas de la promoción Los Jardines de la Sierra afectados por el incendio del bazar chino que se produjo en uno de sus bajos son totalmente “inhabitables” hasta nueva orden. Ésta es la conclusión a la que ha llegado el arquitecto que ha contratado la comunidad de propietarios, a instancias de la Gerencia Municipal de Urbanismo, para dirigir las obras de restauración de unos bloques cuyos daños provocados por el incendio de hace dos semanas son mucho más graves de lo que se estimó en un principio.

El informe está firmado ayer por el arquitecto Alberto Guerrero Revuelta, que es el que ha sido contratado por la comunidad de propietarios. En él concluye que “a día de hoy las viviendas pertenecientes a los bloques 10, 11, 12, 13, 14, 15 y 16 no reúnen las condiciones mínimas de habitabilidad”. Los más dañados son los bloques 13 y 14, donde el fuego ha afectado gravemente a su estructura. No obstante, ni los bloques 10, 11, 12, 15 y 16 tienen agua ni luz eléctrica. Las llamas acabaron devorando los cables y las tuberías.

“Se aprecian daños de consideración estructural, en concreto en aproximadamente 10 soportes ábacos y vigas pertenecientes a los bloques 13 y 14”, certifica el arquitecto en el informe, al que ha tenido acceso este periódico. Además de estos daños estructurales “se han visto afectadas y anegadas de manera considerable las instalaciones generales de estos bloques. Se aprecian también daños en zonas comunes del edifico, así como en parte de las fachadas de los edificios afectados”, añade el documento.

Además, el arquitecto va más allá y asegura, tras un análisis pormenorizado de todo el edificio, que “se han producido daños en la mayoría de las viviendas de los bloques afectados, de diferentes características (fisuras, levantamiento de solerías, pintura, suciedad provocada por el hollín, etcétera)”.

Por eso, el informe asegura que desde ayer y bajo su dirección facultativa se están desarrollando las primeras obras en los bloques afectados por este incendio. Entre ellas destacan las “medidas necesarias de seguridad en toda la zona afectada, así como las que garanticen la seguridad estructural del edificio en los bloques 13 y 14”. También se están ejecutando “obras de reparación y de consolidación de las instalaciones generales de todos los bloques desde el 10 al 16, para establecer los servicios mínimos de agua, saneamiento, electricidad y gas”. Por último, se están llevando a cabo “trabajos de desescombro del local comercial afectado por el incendio”.

El siniestro se inició en unos almacenes que tienen una superficie de unos 2.000 metros cuadrados, repletos de material de todo tipo. De hecho, la virulencia del fuego fue más grave cuando las llamas alcanzaron los productos de limpieza que había almacenados en el lugar.

Estos bloque de los Jardines de la Sierra están habitados desde el año 2011. En esa fecha, el bazar chino solicitó licencia de obras para acondicionar el local. No obstante, nunca percibió la licencia definitiva de actividad. Sobre el local pesan dos denuncias de la Policía Local de principios y finales del año 2011.

Etiquetas
stats