Ínfima apertura de bares y el renacer de las peluquerías: así vive Córdoba su Fase 0

.

Pocos cambios se aprecian desde este lunes en Córdoba, cuando la ciudad ha iniciado su fase 0 marcada por la posibilidad de apertura de los comercios de hasta 400 metros cuadrados, tales como peluquerías, librerías o ferreterías, siempre con cita previa. En esta etapa, los bares y restaurantes pueden abrir sus puertas pero tan sólo para la recogida de comida o el envío a domicilio. En Córdoba, los hosteleros han declinado esta posibilidad y pocos han sido los que este lunes han subido su persiana.

Si algo hace atractivo a los bares y restaurantes no es sólo lo que degustamos, sino que una buena comida y cena se convierten en toda una experiencia. Es un momento para vivirlo, ya sea solo o acompañado. Esto, sumado a la reducida rentabilidad que podrían sacar los hosteleros de la recogida de comida o el envío a domicilio, muy pocos empresarios han decidido reabrir desde este lunes sus locales como ya hicieron, sin embargo, Casa Pepe de la Judería o La Cuchara de San Lorenzo.

Es el caso de la cafetería Puerto Rico, ubicada en los alrededores de la Diputación de Córdoba. Al igual que el resto de la hostelería, este establecimiento cerró sus puertas una  vez decretado el estado de alarma en marzo y este lunes ha vuelto de nuevo al trabajo, aunque con una actividad insignificante. Uno de sus propietarios, Daniel Chamizo, asegura a CORDÓPOLIS que el aliciente para la reapertura ha sido “el ir y venir de los funcionarios” de la institución provincial y recuerda la Cata como uno de los momentos más fructíferos para su local. A pesar de ello, el trabajo de este lunes da, por el momento, poca esperanza a estos empresarios, que ya tienen sus miras puestas en el próximo lunes, cuando se puedan abrir las terrazas al 50%. “Pedimos al concejal Salvador Fuentes que agilice los trámites para que se puedan ampliar las terrazas y que no tarden mucho en adoptar esta medida”, solicita Chamizo. El día 11, esta cafetería tan sólo podrá colocar cuatro mesas. Pero, ¿cuál será la respuesta de la población? ¿Se sentará en un bar?. “La gente todavía tiene mucho miedo”, responde.

El Grupo La Carbonería, que cuenta con nueve restaurantes en Córdoba, ha rechazado abrir este lunes y prevé la apertura de sus establecimientos a finales de mayo. “Lo primero es la seguridad de los trabajadores, que son los que más se van a exponer”, apunta uno de gerentes, Sergio Rodríguez. Aunque “puede ser interesante abrir” para recoger comida, afirma que los números no saldrían, a lo que habría que añadir el fuerte trabajo en desinfección. Asimismo, y entre el 25 de mayo y principios de junio, el grupo se planteará abrir alguno de los restaurantes que tengan terrazas mas amplias “siempre y cuando nos indiquen cuáles tienen que ser las  medidas de seguridad”.

Si no fuera por una mayor presencia de gente en la calle, principalmente mayores durante las primeras horas de la mañana, podríamos decir que en Córdoba apenas nada ha cambiado desde hace una semana. Los bancos y las tiendas de telefonía móvil continúan abiertos ya que desde un principio fueron considerados establecimientos de primera necesidad. Una tienda de ultramarinos se suma a los locales abiertos en Ronda de los Tejares, donde permanece la cafetería Roldán para comprar y llevar productos.

La renombrada Cruz Conde mantiene su ritmo habitual de confinamiento y ninguno de sus comercios de hostelería han abierto sus puertas. Misma estampa se repite en la Plaza de las Tendillas o en la calle Claudio Marcelo. Es aquí donde encontramos un local abierto de alimentación, regentado por una familia asiática. Tras dos meses cerrados, Sofía y su marido vuelven de nuevo a su negocio después de todo un domingo limpiándolo de arriba abajo. Muy pocas han sido las personas que se han acercado hasta él durante la mañana de este lunes, pero la necesidad ha llevado a la pareja a retomar el trabajo.

Un poco más abajo, Antonio Ángel Olivera también ha abierto su peluquería, uno de los sectores que más ha resurgido este lunes. Cuenta que la “situación vivida no ha sido fácil” y tuvo que aplicar un ERTE a sus trabajadoras. A pesar de ello, se avecinan “meses muy complicados” ya que las peluquerías afrontaban un ritmo frenético de actividad durante abril y mayo debido a la celebración de bodas, comuniones y la Feria. Por el momento, dos trabajadoras atenderán a sendas clientas. Éste será el aforo máximo en su peluquería.

Siguiendo las medidas dispuestas en la Orden Ministerial publicada el pasado domingo, el uso de mascarillas, gel y guantes se repite en todos los establecimientos visitados, como la peluquería para hombres de Juan José, ubicada en la avenida Cruz de Juárez, que recibe clientes cada media hora. Este peluquero estaba “deseando” volver al trabajo a pesar de que, semanas después del decreto de alarma, puso en marcha el servicio a domicilio para aquellas personas más vulnerables, lo que le ha permitido conocer a nuevos clientes.

Durante los próximos días, la jornada de Juan José se extenderá hasta las 22:00 para atender a todos los clientes que le han ido llamando. Además, las citas las ha repartido  según la edad del cliente para que nadie se salte el confinamiento en el horario que no le corresponde. La crisis ha obligado a este empresario ha solicitar una moratoria tanto del alquiler de su casa como de su local, además de solicitar la ayuda para autónomos.

Las librerías también podían regresar a la actividad presencial a partir de este lunes. Así lo han hecho los propietarios de La República de Las Letras, Ana y Alfonso en la Plaza de Chirinos. Quien quiera acceder a este establecimiento deberá pedir cita previamente, ya sea por teléfono o por email, aunque también está permitida la entrada libre si no hay nadie en su interior. La crisis ha llevado a esta pareja a tener mayor relación con sus clientes ya que habilitaron una dirección de correo para pedidos mientras que preparan la tienda online. Para los repartos de ejemplares, estos empresarios optaron por una compañía cordobesa para apoyar al comercio local. Un ejemplo de que, entre todos, será la única manera de salir de esta crisis.

Etiquetas
stats