Hallan decenas de tumbas de época califal en Poniente

.
Los arqueólogos extraen restos humanos durante las excavaciones que se están desarrollando en el antiguo plan parcial 0-7, junto a la carretera del Aeropuerto | Los hallazgos pertenecen a una necrópolis califal que ya se conocía

La necrópolis califal de Poniente era tan extensa (y tan impresionante) como se pensaba. Las últimas obras en distintos solares del plan parcial O-7 (junto a la Carretera del Aeropuerto y justo antes de la Ronda de Poniente) han vuelto a sacar a la luz centenares de tumbas de época califal en lo que ya es la mayor necrópolis musulmana que jamás se haya localizado en Córdoba.

Según ha podido saber este periódico, desde hace semanas los arqueólogos, supervisados por la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, trabajan en la excavación de dos solares: uno en el que se construirá el hospital de Quirón y otro en una promoción de viviendas. En los dos ha aparecido lo que se esperaba: una tremenda necrópolis de época califal, con decenas de tumbas con los restos de personas enterradas decúbito supino. Los cadáveres han aparecido tumbados sobre el lado derecho, cumpliendo el rito musulmán.

Esta necrópolis continúa a la que se halló en la construcción de la Ronda de Poniente y confirma la enorme extensión que ocupaban los arrabales de época islámica, muchos de ellos totalmente desmontados en la época del ladrillo. Según ha podido saber este periódico, están apareciendo tumbas a distintas capas (hasta tres). Es decir, consta una utilización de la necrópolis durante muchos años en la que un enterramiento se superponía a otro.

Los arqueólogos calculan que estos arrabales se extendían por una zona de unas 3.500 hectáreas en la zona de Poniente. Desde el siglo XII la zona se abandonó y los suelos han tenido un uso casi estrictamente agrícola hasta hace apenas dos décadas, cuando se inició la expansión urbanística de la ciudad.

Tras este hallazgo se está siguiendo el mismo protocolo que en los anteriores. Los arqueólogos estudian y documentan lo hallado, trasladan los cadáveres al Silo que posee la Delegación de Cultura y se desmonta la mayor parte de lo encontrado. Según las fuentes, apenas queda ya sitio en el Silo tras la cantidad de material trasladado antes de la crisis y tras todo lo hallado en las numerosas excavaciones en Poniente. Ahora, estos últimos cordobeses que llevaban sepultados 800 años acompañarán a muchos contemporáneos a las estanterías de este inmenso edificio propiedad de la Junta.

Etiquetas
Publicado el
30 de abril de 2015 - 23:00 h
stats