La Guardia Civil termina el registro de los archivos de UGT en Andalucía

.
Agentes de la UCO se llevan cajas de documentación de la sede de Fudepa, fundación encargado de digitalizar los registros del sindicato

La Guardia Civil ha registrado ayer y hoy la sede del Archivo Histórico y Centro de Documentación y Estudios de la Unión General de Trabajadores de Andalucía, que acoge la Fundación para el Desarrollo de los Pueblos de Andalucía (Fudepa). El registro de hoy comenzó a las 13.45 aproximadamente cerca de la sede de la Unión General de Trabajadores (UGT) en Córdoba. La operación está siendo dirigida por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil tras una orden de la juez sevillana Mercedes Alaya, que investiga un presunto fraude en el uso de fondos de formación financiados por la Junta de Andalucía.

Según ha podido saber este periódico, de momento Córdoba es la única provincia andaluza aparte de Sevilla en la que la Guardia Civil ha ampliado los registros a la sede de UGT iniciados ayer en Sevilla. En concreto, en Córdoba se investiga a la Fundación Socio Laboral de UGT y el registro se está centrando en sus dependencias. No está previsto que se produzcan arrestos.

Fudepa se dedica a digitalizar toda la documentación generada por el sindicato, tanto la histórica como la reciente, a nivel andaluz. Durante la investigación iniciada por Alaya, parte de los archivos de la central del partido en Sevilla fueron borrados. En Concreto el sindicato denunció que se habían eliminado 1.756 archivos. “No sabemos si la juez está buscando información sobre estos archivos en Córdoba, pero si es así, puede ser muy complicado encontrar nada”, afirma el responsable de Comunicación del sindicato en Córdoba, Manuel Torralba. El sindicalista afirma que “nadie” ha dado explicación alguna a la UGT de por qué se efectúa el registro ni lo que buscan en la Fudepa“. Según este sindicalista, su formación no sabe por qué se ha escogido esta sede para seguir la investigación de la jueza Alaya.

El registro del Archivo Histórico comenzó el jueves en Córdoba, según fuentes de UGT. Pero del operativo no se tuvo noticias hasta ayer poco después del mediodía. En ese momento, una furgoneta y varios coches con agentes de la UCO llegaron a la sede, sita en un antiguo hospital militar. Uno de los pabellones acoge la sede de la UGT en Córdoba, el otro aloja al archivo. Y en la cantina, se ultimaban los preparativos de una comida de Navidad. En una lenta cadencia, los agentes entraban en las instalaciones portando cajas de cartón plegadas; y salían con las mismas repletas de documentación. La actividad terminó sobre las seis de la tarde.

Esta es la segunda fase de la conocida como operación Cirene, que se inició ayer en Sevilla con el registro de la sede del sindicato andaluz. Los guardias civiles estuvieron desde las 10.30 de la mañana hasta pasadas las 21.00 de la noche. La jueza ya investigaba a UGT por el supuesto cobro ilegal de comisiones en la gestión de los ERE fraudulentos. En Sevilla, además de la sede central de la UGT en Andalucía los agentes registraron las oficinas de tres sociedades vy el despacho de abogados del exalcalde de Sevilla Manuel del Valle.

Etiquetas
stats